Overblog Seguir este blog
Administration Create my blog
19 enero 2014 7 19 /01 /enero /2014 20:30


SuccubusS_AK12_kl.jpg


Como bien sabemos, la sexualidad ha sido un tema fuertemente prohibido por la Iglesia Católica y cualquier tipo de expresión sexual ha sido considerado como obra del mal, por lo cual no es de extrañar que muchas de las formas más comunes de caer en pecado estén relacionadas con el sexo y los demonios .

 

Las relaciones sexuales fuera del matrimonio han sido desde la perspectiva católica y a partir de la Edad Media, una de las formas más utilizadas por Satanás y su séquito demoníaco para ganar almas en la dura batalla entre el bien y el mal; para ello existen los íncubos y los súcubos, descendientes directos de los nefilim o ángeles caídos , encargados de tener relaciones sexuales con los humanos.

 

Los íncubos, del latín incubare que quiere decir acostarse, eran en la creencia religiosa de la Edad Media, los demonios masculinos que copulaban con mujeres, a las que generalmente acudían durante las noches para invadir su mente y tenerlas a su merced; durante el acto sexual, el incubo podía succionar la energía de su víctima hasta acabar con su vida, o bien, dejarlas en un estado de salud físico y/o mental lamentable.

 

Los íncubos podían adoptar la forma de un ser amado y su víctima sólo llegaba a sospechar al notar una bifurcación en el miembro viril que además era frío aún al momento de la relación sexual; por otro lado, aunque el acto podía llevar a las víctimas a la muerte o a un deterioro mental y físico, se piensa que en algunos casos estas relaciones eran extremadamente placenteras, mientras que en otros llegaban a ser tormentosas casi al punto de desear la muerte.

sucubus.jpg

Durante la Edad Media, se creía además que las relaciones carnales de los íncubos tenían por finalidad la procreación, y el hijo era generalmente deforme y propenso a la maldad; hay quienes piensan que el legendario Mago Merlín era producto de la relación entre un incubo de nombre Asmodeo y una monja.

Los súcubos, por su parte, son el lado femenino de estos seres malignos. Su nombre proviene del latín succuba que significa estar debajo y que más tarde derivó en prostituta. Desde la Edad Media, los súcubos son demonios femeninos de gran belleza cuya función principal es la de seducir a los hombres, especialmente a los monjes. Al igual que los íncubos, los súcubos absorben la energía de sus víctimas y los pueden llevar a la muerte.


De gran belleza física y extremadamente sensuales, podían presentarse en algunas ocasiones con alas y a menudo desnudas ante su víctima. Era difícil que algún hombre se resistiera ante tal belleza, aunque sus preferidos eran siempre los hombres de fe y aquellos débiles de espíritu; para ello, el súcubo acostumbraba a meterse en los sueños de su víctima y seducirlo, además resultaba casi imposible que un hombre que hubiera tenido contacto con un súcubo se liberara de su influjo.

 

Los súcubos tenían por costumbre recolectar el semen de su víctima y utilizarlo para embarazar a mujeres mortales, dando como resultado (al igual que en el caso de los íncubos) la procreación de hijos deformes o propensos a la maldad.

 

El súcubo más famoso, maligno y mortal de todos los tiempos es Lilith la primera mujer creada por Dios, corrompida por Satanás y amante de los demonios que se establecieron en el Mar Rojo. Otros súcubos importantes dentro de la demonología son Abrahel, Baltazo, Bietka, Mancerinio.

 

Cómo ya se ha mencionado en párrafos anteriores, la idea de demonios responsables de pecados carnales se reforzó durante la Edad Media gracias al poder que ejerció la Iglesia Católica; sin embargo, es posible encontrar referencias a estos seres incluso en épocas anteriores como es el caso de los galos que creían en los Drusios, a quienes se acusaba de atacar a las mujeres y jóvenes que se encontraban en los bosques.

Artbook20.jpg

Para saber más:

 LOS SIERVOS DEL DEMONIO: APROXIMACION A LA NARRATIVA MEDIEVAL PABLO CESAR MOYAS CASAS,

UNED. UNIVERSIDAD NACIONAL DE EDUCACION A DISTANCIA, 2000


Repost 0
Publicado por leyendas medievales - en Bestiario Medieval
Comenta este artículo
19 enero 2014 7 19 /01 /enero /2014 19:43

 

 

el-zorro.jpgPara encontrar las raíces del mito de Renart habría que remontarse alrededor del siglo VI a.c., con las fábulas escritas en Grecia por Esopo. Se trataba de breves narraciones protagonizadas por dos animales entre los que se planteaba un conflicto, y del desenlace del mismo se extraía una enseñanza moral. En las que figuraba el zorro, éste representaba la astucia y mostraba un infinito repertorio de artimañanas para engañar al cuervo o a la cigüeña.

 

También se hallan referencias al zorro en uno de los libros que componen la Biblia, el Cantar de los Cantares, fechado por Giuseppe Ricciotti en el siglo IV a.c., en el que se vislumbra una de sus cualidades intrínsecas: el hurto.

 

"Cogednos zorros, zorros pequeños, que devastan los viñedos, y nuestra viña está en flor". Cantar de los Cantares (2:15).

 

Sin embargo, no es hasta bien entrada la Edad Media cuando aparece el Roman de Renard, leyenda corta con el que el zorro adquiere una dimensión más compleja y ambigua, fruto de la popularidad del mundo animal en la Edad Media, en el que se vertían los valores de la vida moral de los hombres y difundido por fabulistas como María de Francia, Walter de Inglaterra o Robert Henryson.

 

El Roman de Renart está escrito por diversos autores desde 1170 a 1250. En él nos encontramos una sociedad imaginaria con animales antropomórficos que representa la sociedad del momento, es decir, monárquica y feudal, y cada uno encarna un valor, sea defecto o virtud. El principal será, como no, el zorro Renart, que desempeña el papel del pícaro, el mentiroso. Su némesis la hallaremos en Ysengrin, el lobo, quien encarna el odio y la crueldad. Será humillado más de una vez por Renart, llegando al punto de seducir a su mujer, la loba Hersant, y mancillar su honor. También nos encontraremos al rey, personificado en el León llamado Noble.

 

El rey león intentará ajusticiar a Renart, asediará su fortaleza y sin embargo, el zorro siempre logrará escapar, no sin antes llevar a cabo toda clase de ardides (usurpar su trono, seducir a la leona...). Es entonces cuando podemos percibir la ambigüedad del héroe Renart. Por un lado, sus actos tienen como fin encontrar desesperadamente alimento, pues el zorro es pobre, representa el escalón más bajo de la sociedad. Pero, ¿A qué precio?. Es la encarnación del héroe capaz de cometer mil maldades para que tenga éxito un fin loable. Es un héroe demonizado, mentiroso, el Vulpes vulpes de color rojo, representativo de la maldad. 

No obstante, el Roman de Renart contenía una fuerte carga crítica a la sociedad de su época, reprochando la incapacidad de los gobernantes a la hora de alimentar a su pueblo y también la burla hacia los tabúes impuestos por el clero. 

 

 

Su lado negativo no dejó de reforzarse a lo largo de los siglos XIII y XIV, gracias a Renart le Bastourné, de Rutebeuf, una versión italiana conocida como Rainardo e Lesengrinoo, ya en el siglo XV, Raynard de the fox, de William Claxton.  Sin embargo, su mala reputación dio un giro en los siglos XVII y XVIII de la mano del famoso fabulista La Fontaine y el naturalista Buffon. Para el primero el zorro sigue siendo golfo y perspicaz, pero le concede un barniz de humanidad, ubicándolo en una sociedad egoísta en la que busca su parcela de libertad. Para Buffon, a pesar de sus intentos de ser objetivo, le es imposible no mostrar sus simpatías:

 untitled-copia-3.jpg

"...Lo que el lobo no hace sino con la fuerza, él lo hace con la destreza...Hasta el punto de que, circunspecto, ingenioso y prudente...puede variar su conducta y tiene medios de reserva que sabe emplear para sus propósitos...No es en absoluto un animal vagabundo, sino un animal con domicilio".

 

Esta percepción del zorro, consolidada por el imaginario medieval y renovada en la edad moderna, es la que ha trascendido al siglo XX, por los cazadores de leyendas, pero no deja nunca de mutar. Ahora ya no nos encontramos un zorro para adultos, promiscuo y ladrón, sino un zorro para niños, inserto en cuentos, novelas y películas con un espíritu lúdico y pedagógico, como la película Robin Hood, de Walt Disney, en la que encontramos a Robin (el zorro), el rey Juan (el león) y el Sheriff de Nottingham (el lobo). 

Para saber más: 
Le Goff, Jacques. Héroes, maravillas y leyendas de la Edad Media. Ed. Paidós 2010. 
Ruiz Capellán, Roberto. Cuentos de Renart el zorro. Univ. de Valladolid, 2009.

 

Repost 0
Publicado por leyendas medievales - en Bestiario Medieval
Comenta este artículo
14 enero 2014 2 14 /01 /enero /2014 18:55
 unicornios

La iconografía cristiana es un amplio terreno para el estudio de animales simbólicos. Pueden representar virtudes o acompañar a los santos a manera de atributos. Pero también pueden significar vicios o inclusive demonios. Hay que tener en cuenta, que muchos animales tienen un significado ambiguo. Por eso cada imagen debe analizarse en su contexto, para encontrar los puntos de referencia que nos lleven a la interpretación correcta.


 

En el Medievo fueron muy populares los bestiarios. En estos libros se pasaba revista a diversas especies, explicando sus costumbres para extraer lecciones morales. Los datos eran tomados de autores antiguos como: Aristóteles, Plinio "el Viejo", Herodoto, Plutarco, Eliano, Solino, etc. Lógicamente, muchos de estos datos están lejos de la verdad científica llegando a veces a la ingenuidad. El bestiario mas importante fue El Fisiólogo (El Naturalista), que según S. Sebastián fue el libro de historia natural, más popular de Europa hasta el Siglo XVIII. La obra se atribuye a diversos autores, por ejemplo San Epifanio (s. IV), pero el texto original podría remontarse hasta el siglo II. Este manual zoológico-simbólico fue traducido al latín en el siglo IV o V (el original se escribió en griego).

Otras obras de este tipo fueron: el Bestiario de Oxford, el Bestiario Toscano y los escritos por Philippe de Thaon, Pierre de Beauvais (Pierre le Picard), Guillermo de Normandía, Ramón Llull, Richard de Fournival, etc

La relación entre el hombre medieval y el animal es compleja. Primero, se entiende y conoceeste hombre acompañado siempre por animales: domésticos, los animales con que trabaja (ara latierra, cerdos que alimenta) y en algunos casos vive con estos bajo el mismo techo y losanimales, menos comunes, pero que encuentra en la espesura del bosque. Estos grupos deanimales tienen un significado para el hombre medieval en su diario vivir y este significado debió ser pragmático. Ahora bien, también el hombre medieval comienza a ver estos animales como el cordero, perros y bueyes, por nombrar algunos, siendo parte de escenas de catedrales, pinturas, vitrales y pasan a tener un significado mucho menos pragmático.

 

Además de la imagen cotidiana a la que se expone el hombre medieval debemos agregar los conocimientos que adquiere, ya sea en primera persona o por la experiencia de terceros. Nos referimos aquí a las descripciones de animales o seres menos o totalmente desconocidos queserán utilizados en la pintura o en ilustraciones medievales, también en arquitectura y en laescultura que surgen de los viajes, principalmente a Oriente.Muchas veces se olvida lo comunes que pudieron haber sido los viajes durante la EdadMedia. Un sólo ejemplo de un viaje extraordinario realizado por más de 60.000 personas fue la Primera Cruzada hacia fines del siglo XI. Este viaje que movilizó a Europa para marchar hacia Oriente no tuvo como consecuencia solamente el recuperar, aunque no fuera por mucho tiempo, Jerusalén de las manos musulmanas, sino que se abrió todo un nuevo mundo a la sociedad.

 

 El Oricuerno  y sus leyendas:

 

Aunque en muchos lugares podamos encontrar referencia a oricuernos, el cual  compone algunas de las muchas leyendas castellanas, siempre se le compara con un unicornio. Realmente un oricuerno no es un unicornio, aunque posiblemente tenga o proceda de un origen común. Encontrándose este, al igual que el unicornio. En el rinoceronte de un solo cuerno de la india descrito por el historiador griego Ctesias en el siglo V a de C. Al igual que en los comerciantes vikingos que aprovecharon el mito de la Europa occidental, y vendieron cuernos de narval como propios de los unicornios que habían cazado en tierras lejanas. De tal forma, el unicornio y el oricuerno, tendrían un mismo origen en la alta edad media, que se hizo mas popular durante el renacimiento español y la baja edad media. 

Oricuerno

El oricuerno posee el cuerpo de un caballo, patas de gamo, cola de león, y un solo cuerno en su frente. Vive en bosques solitarios donde manan manantiales de aguas vírgenes. Y es un animal extremadamente mágico y agresivo para con los humanos. Asignandoseles a estos, según la mitología castellana, la propiedad de cambiar de sexo a aquella persona que lo toque; además de curar la impotencia, el envenenamiento, o eliminar la ponzoña de las aguas. Es un animal puro que vive en entornos naturales puros, y que seguramente se muestra agresivo con el hombre, por que es símbolo de la impureza. Razón por la cual, solo una joven dama virgen, que no ha conocido pecado. Puede acercarse y tocar al animal.

 

En algunos de los pueblos de España, todavía se sigue la tradición de fabricar pequeñas cruces de oricuerno (fabricadas con el supuesto cuerno del animal) las cuales se emplean para eliminar la ponzoña de las aguas. En Brañosera (Palencia), existe una leyenda conocida como “el agua del Alicornio” , donde se le atribuye a este animal mitológico cualidades extraordinarias. Como ya hemos escrito, esta criatura fiera, solo puede ser amansada si una joven virginal  se presenta ante el, enseñándole uno de sus pechos. Entonces según la creencia mitológica, el oricuerno se amansa dejándose tocar por la dama, reposando su cabeza sobre el pecho de la virgen. Único  momento en el que puede ser cazado sin ofrecer resistencia. 

 

El mito o la leyenda del oricuerno, es una de las muchas, miles de leyendas que han sido olvidadas por los castellanos de hoy en día. Una lastima, que en los tiempos de la globalización, recordemos miles de jugadores de fútbol que dicen defender nuestra región. Y por el contrario no recordemos lo que realmente ha dado identidad diferencial a nuestra región en el mundo. Nuestra historia, leyendas populares, folclore y tradiciones.

 



Repost 0
Publicado por leyendas medievales - en Bestiario Medieval
Comenta este artículo
7 septiembre 2013 6 07 /09 /septiembre /2013 15:39

unicornio.jpg

El unicornio es un animal fabuloso protagonista de numerosas historias y leyendas. En la Edad Media estaba considerado como un animal fabuloso capaz de derrotar a animales más fuertes físicamente, incluso elefantes.El unicornio era un animal de hábitos solitarios y muy esquivo, pero igualmente agresivo, así que su caza era particularmente difícil. Los nobles de la Edad Media enviaron cazadores a la India para dar caza al unicornio.

 

Durante todo el Medievo fue perseguido por su cuerno ya que brindaba protección contra todos los venenos así como enfermedades, lo cual lo hacía muy longevo a quien se lo administraba; los nobles y los hombres buscaban estos dones consumiendo ese cuerno en forma de polvo en la comida y bebida, preferiblemente en una copa hecha del mismo material. Por obtener este remedio contra la muerte, los nobles de la antigüedad pagaban cifras astronómicas. De este modo creían que jamás podrían ser envenenados.

 

Existen varias hipótesis que intentan explicar la aparición de la leyenda del unicornio en Europa:

 

La primera procede de las exploraciones griega, italiana y macedonia en la India: existían relatos de criaturas de un solo cuerno, probablemente rinoceronte índicos. Si el hipopótamo fue llamado "caballo de río" por los exploradores griegos "caballo" y "río", parece verosímil suponer que igualmente describirían a un rinoceronte indio como un caballo con un cuerno sobre la cabeza.La segunda proviene de los pueblos vikingos que comerciaban en el interior de Europa cuerno de narval; las primeras representaciones artísticas conocidas de este cetáceo en el interior de Europa eran similares a un unicornio marino. Muy probablemente, y puesto que el mito está documentado desde la antigua Grecia, los pueblos nórdicos tan solo aprovecharon la leyenda preexistente para vender colmillos de narval como si fueran cuernos de unicornio, asociados a todo tipo de propiedades curativas.

 

Hablando de hechos enlazando con el primer punto, hace referencia a la Cultura del valle del Indo donde se han hallado unos 2000 sellos, que representan todo tipo de animales de la zona, en la cuarta parte de los 2000 hallados, encontramos grabados de animales de cuerno único y curvo (como cabía esperar, no recto); se da por válido(obviando estudios acerca de la perspectiva y la iconografía representativa), ya que el resto de grabados no poseen animales míticos, es más, esta civilización desaparecida no tenía religión conocida, ni templos ni grandes estatuas, por lo que se descartan la mitología, dioses o similares.

 

Lejos de todas especulaciones, muchos consideran que quizá el unicornio fue una mala apreciación de un animal que hasta ese entonces desconocido pero que puede ser prácticamente reconocible en nuestros, más de un animal parece tener la forma de un caballo y sólo un cuerno en la cabeza.

 

Es más, en lugares como la India o Nepal, muchos pobladores tenían la costumbre de entrelazar los cuernos de las cabras cuando estas se encontraban en la primera edad, para que fueran consideradas líderes y así pudieran defender a su rebaño con su cuerno a manera de lanza.

 unicornios.jpg

Otro dicen que el unicornio era simplemente un tipo de rinoceronte ya extinto, que habría existido también en la India o con un tipo de ballena llamado Narva, que presenta un gran cuerno y que justamente, los restos de este animal, eran usados para estafar a muchos nobles de esas épocas, se dice por ejemplo, que durante el siglo XV, la reina Isabel I de Inglaterra compró un colmillo de este cetáceo a un precio equivalente al costo de un castillo. La reina lo usaría como un centro y como antídoto antiveneno. Este sería llamado luego “El cuerno de Windsor”. Sea como fuere, El unicornio nos representa pues tanto la fuerza, la libertad, el valor y el poder como la magia, lo desconocido y la belleza.


LA  LEYENDA DE GIOMAR Y EL UNICORNIO

 

Gobernaba en Navarra el rey Sancho el Magnánimo que, tras muchos años de pelear contra los moros que amenazaban las fronteras del Reino, había conseguido llevar la paz a sus tierras. Sancho, casado con Doña Aldonza, tenía dos hijas, Violante y Giomar. Las dos eran hermosas, virtuosas y discretas. La primera era morena y la segunda rubia. Todos los que las conocían las querían y las respetaban y ellas iluminaban la vejez de sus padres. Una tarde, llegó al castillo un caballero que se dirigía a tierras lejanas. Nada más verse, el caballero y Giomar se enamoraron perdidamente el uno del otro. Al día siguiente, el joven prosiguió su camino y nunca más volvió, pues murió en la guerra. Giomar entristecía cada vez que pensaba en él, aunque nada dejaba traslucir para no preocupar a los suyos, que la creían totalmente feliz. Pasaron los años y Doña Aldonza murió.

 

El luto se apoderó del castillo y sobre todo, se introdujo en el corazón del rey Sancho de tal forma que parecía agonizar de dolor. Ni la atención de sus hijas, ni los cuidados de sus hombres servían para nada. Aquel hombre fuerte y corpulento se iba debilitando día a día; sólo esperaba la muerte para ir a reunirse con su querida esposa. Muchos médicos y curanderos visitaron el rey pero ninguno conocía el remedio para curar su enfermedad. Un día llegó al palacio un ermitaño que pidió ver al enfermo. Después de observarlo con atención dijo: -Don Sancho sanará. Sólo necesita beber un brebaje que yo prepararé. La esperanza asomó a los rostros de todos los presentes; el ermitaño continuó: -Ahora bien, para que la medicina sea eficaz, deberá de tomar el brebaje en un vaso hecho con cuerno de Unicornio. Todos se miraron consternados. ¡No había ningún vaso de cuerno de Unicornio en el lugar! Las princesas estaban desilusionadas y apenadas.

 

El ermitaño, al ver el desconcierto que sus palabras habían causado, volvió a hablar. -¡No está del todo perdido! En el bosque de Betelu vive un Unicornio, tiene forma de caballo y un cuerno en la frente. Es un animal peligroso y de difícil captura, sólo se rinde ante las personas que tienen un alma pura y que no haya tenido penas de amor... Todos los ojos miraron a Violante y a Giomar. La hermana mayor se ofreció prontamente. ¡Ella iría en busca del animal!Y, en efecto, Violante se internó en el bosque de Betelu. Iba decidida y con paso firme. A los pocos minutos oyó, a lo lejos, el relinche del Unicornio y fue tal el miedo que se apoderó de ella que salió corriendo y no paró de correr y de llorar hasta llegar al castillo. Don Sancho, seguía empeorando. Giomar tomó la decisión de ir en busca del animal. Eligió los mejores ballesteros del castillo y fue al bosque.

 

Todavía sufría penas de amor por aquel caballero que un día conoció y sabía que corría un grave peligro, por eso dio orden a los ballesteros: -Manteneos atentos. Cuando veáis que el Unicornio me ataca disparad las saetas. Giomar se adelantó y esperó al animal. Este no se hizo esperar. Al ver a la joven se acercó, y cuando ella tendió la mano para acariciarlo, le acometió furiosamente atravesándole el cuerpo con el cuerno. Los ballesteros dispararon pero ya era tarde, Giomar había muerto. Los soldados llevaron al castillo el cuerpo de la muchacha y el cuerno del Unicornio. El rey Sancho el Magnánimo sanó, pero no vivió mucho pues la muerte de su hija le partió el corazón y ya no hubo medicinas para curarlo.

 

LA LEYENDA DEL BOSQUE DEL REY

 Esta es la historia más famosa de la Europa medieval. Se dice que un noble muy ambicioso quería apoderarse del cuerno de un Unicornio por los poderes mágicos que poseía. Y como era sabido que el aroma de una virgen atraía a la criatura, el hombre usó a una joven y hermosa doncella como trampa, y la hizo sentarse bajo un árbol en un bosque y esperar. (El bosque pasó a ser conocido como “El Bosque del Rey”). Luego de un rato, el Unicornio apareció y confiadamente se acercó a la joven ignorando la presencia del noble y sus soldados. Estos lo rodearon, lo llevaron al castillo del hombre, y después le quitaron la vida para así apoderarse de su cuerno.

En el siglo XV, los nobles y poderosos ofrecían hasta 40.000 monedas de oro a cualquiera que fuera capaz de capturar a la criatura y así cortar el codiciado cuerno. Mas los cazadores, para obtener la recompensa, usualmente entregaban el cuerno de cualquier otro animal.

De acuerdo con uno de los últimos bestiarios medievales (enciclopedias de bestias y criaturas conocidas del mundo medieval), el Unicornio de naturaleza enemigo del León. "León y Unicornio parecen ser tradicionalmente rivales, y ninguno de ellos es más fuerte que el otro. Son iguales en fuerza y ambos son capaces de ganar una lucha. Y dentro del reino animal, los dos son considerados reyes…"

 


 

Para saber más:

Cristina Cambareri, EL MÁGICO MUNDO DE LOS UNICORNIOS,

Neo-person, 2006 


 

 

Repost 0
Publicado por leyendas medievales - en Bestiario Medieval
Comenta este artículo
30 julio 2013 2 30 /07 /julio /2013 17:48

 

BRUJAS.jpg

 

Os traigo una recomendación literaria, para todos los amantes del saber y de la lectura( no sólo de blogs vive el hombre que diría aquel...) que con motivo de profundizar más en el tema, me leí de buena gana. Es un libro de Antropología, no es una novela, así que los que busquéis una lectura fácil para pasar la canícula estival, mejor optar por otra lectura. Es recomendable para todos aquellos que ya han leído alguna cosa sobre el tema y quieren profundizar. El libro se titula Historia y leyenda de las brujas de Zugarramurdi. De los akelarres navarros a las hogueras riojanas, de José Dueso, antropólogo y experto en mitología vasca.

 

El libro está dividido en cuatro partes centrándose como bien dice el título en las brujas de este mítico enclave vasco, que ya ha pasado al imaginario colectivo sobre las brujas, ¿y es que a quien no se le ponen los pelos como escarpias cuando siente oír Zugarramurdi? En la primera parte el autor nos adentra en los municipios de Zugarramurdi y Urdazubi/Urdax, La segunda parte del libro, menciona los diferentes nombres que se le han otorgado a la Cueva/s de Zugarramurdi. En la  tercera parte de la obra, nos acerca en primer lugar al origen y significado de la palabra akelarre. De procedencia vasca, una de sus acepciones es la del «prado del cabrón» o «prado del macho cabrío», en referencia a la figura de bóvido que tomaba el diablo. Otro significado proviene de los propios habitantes de Urdax que mencionan la palabra alkelarre, aludiendo con ella al prado donde crecía la hierba silvestre denominada alka. En la cuarta parte del libro, el autor afirma que la mayoría de los investigadores del tema insisten en la no existencia de estas celebraciones tal y como se nos han descrito, sino que fueron los propios inquisidores y jueces los inventores de toda esta maquinación. En opinión de José Dueso "los juicios por brujería serían una manera expeditiva y aleccionadora de imponer la nueva doctrina religiosa imperante, en este caso, el catolicismo".

 

En definitiva, un gran ensayo sobre las brujas en tierras vascas, para todo aquel que siempre quiso saber más sobre el mundo de la brujería. Como lectura complementaria, en esta caso, es una novela( muy cortita) muy recomendable y de fácil lectura, os recomiendo Historias de Brujas Medievales  de la celebérrima Ángeles de Irisarri. La novela versa sobre  dos singulares hechiceras que emprenden una búsqueda de un caballero medieval, a través de un largo viaje por la España medieval. Si queréis pasar muy buenos ratos, con una novela entretenida y de aventuras ambientada en el universo de la magia y el esoterismo medieval, no podéis dejar de leerla, además estoy seguro que aprenderéis muchas cosas curiosas. Os dejo las dos entradas con sus referencias. ¡Saludos y buen verano!

 

DE IRISARRI, Ángeles: Historias de brujas medievales, ed de bolsillos, Barcelona.1999

DUESO, José: Historia y leyenda de las brujas de Zugarramurdi. De los akelarres

navarros a las hogueras riojanas. Editorial Txertoa, Donostia-San Sebastián.2010


Repost 0
Publicado por leyendas medievales - en Noticias
Comenta este artículo
27 julio 2013 6 27 /07 /julio /2013 15:35

untitled-2-.jpg

La simbología cuenta con un lugar muy importante en el imaginario medieval y en de hoy en día también.Uno de los símbolos más importantes del catálogo universal de nuestros arquetipos colectivos es el puente.

 

El puente es símbolo de unión y de poder. Es muy significativo que el euro adoptara como símbolo común en sus monedas el puente como instrumento de unión, comercio y progreso. Y poder. Esta simbología es muy antigua. El título que recibían los emperadores romanos –y que heredan los Papas- es el de Pontífice Máximo donde “Pontifice” significa literalmente, “constructor de puentes”. Es el dominio de la arquitectura y las técnicas asociadas el que da el poder terrenal.

 

En paralelo, los puentes eran la extensión de las puertas de la ciudad, aquellos caminos que salvaban pasos imposibles como ríos o barrancos y permitían llegar al otro lado. Ese significado de “más allá” del puente, le hace conectar con la idea de la muerte. Igual que el paso de la vida a la muerte se realiza a través del agua (río o laguna) mediante una barca, el puente simboliza el camino hacia el más allá. Y puesto que las puertas sirven para salir, también sirven para entrar, por lo que había que disponer de guardianes que impidieran el paso a posibles visitantes no deseados.

 untitleduntitled(3)

Para custodiar a los vivos, sirven guardianes humanos, pero para evitar el paso de espíritus del más allá es necesario colocar guardianes del mundo espiritual. Desde épocas inmemoriales, custodios de piedra vigilaban el tránsito de los puentes. La tradición de guardianes alados es muy antigua, los babilonios utilizaban leones, toros o genios alados, los egipcios esfinges, los israelitas ángeles. La tradición de grandes leones de bronce custodiando puertas (como los de las Cortes de Madrid) proviene de antiguo y se ha utilizado siempre como defensor de la entrada de una ciudad o recinto. La república de Venecia, a través del símbolo del evangelista San Marcos, utilizaba un león alado como protector de “la Serenísima”. Los chinos utilizan también los mismos símbolos en cualquier “puerta” susceptible de recibir visitantes indeseados. Podeis comprobar en muchos restaurantes chinos como los televisores –sin duda vía de entrada de los espíritus más denostados- están custodiados por un par de leones protectores.

 puente--medieval-leyenda.jpg

Existen multitud de leyendas asociadas a puentes por todo el mundo, entre  las que más abundan en los registros, son las asociadas a puentes malditos o relacionados con fuerzas misteriosas.Son varias las leyendas asociadas con este tipo de puentes. Una de ellas presenta a un constructor de puentes y al Diablo como su adversario. Esto refleja el hecho de que, generalmente, esos puentes se construyeron haciendo frente a muchas dificultades, de forma que construirlo con éxito requería un esfuerzo heroíco por parte de los constructores. Este sería el caso del famoso Teufelsbrücke erigido en el Paso de San Gotardo. Algunos de esos puentes, fueron los puentes con mayores arcos en esos momentos del mundo, como el Puente del Diablo, en Martorell, el Puente del Diablo, en Céret o el Ponte del Diavolo (o Ponte della Maddalena), en Borgo a Mozzano, Toscana. (Véase Anexo:Puentes en arco más largos del mundo)

 

Otras versiones hablan de una anciana o de un simple pastor que habrían hecho un pacto con el diablo. Así, el Diablo habría accedido a construir el puente y a cambio, pediría el alma del primero o, en otros casos, de quienes quisieran cruzarlo. Después de la construcción del puente (a menudo durante la noche) el Diablo era engañado por su adversario, por ejemplo, tirando un pan para atraer a un perro como primer transeunte, lo que devolvía la paz a la comunidad. En el caso del Steinerne Brücke de Regensburg, la leyenda habla de que el diablo habría ayudaba en una carrera entre los constructores del puente y los de la catedral (de hecho, una construcción mucho más tardía), y un ligero golpe en la mitad del puente se dice que ocasionó que el diablo saltase con furia sin conseguir su premio.

Mito el Puente del Diablo

 

LEYENDAS SOBRE EL PUENTE DEL DIABLO DE TARRAGONA

Hace varios años, se encontraba un campesino en una zona bastante solitaria, dedicado a cultivar maíz. Una vez, tomó la decisión de sembrar su maíz del otro lado del río que quedaba en su terreno, muy cerca de su casa. Para llegar allá, tenía que cruzar por el, pues no había otra forma de llegar. El problema era que el río era bastante profundo.

 Un día, ya muy casando de cruzar el profundo río con mucha dificultad dijo inocentemente: "Con tal de que hiciera un puente en este río, le vendería mi alma al diablo."

Inmediatamente apareció un hombre con saco y corbata, que le dijo: "Con gusto haré el puente que tanto necesitas. Si lo termino antes de que cante el primer gallo, tu alma será mía, sino me iré sin llevarme tu alma."
Cerraron el trato y el diablo comenzó a construir el puente. El hombre permanecía muy nervioso de que se fuera a llevar su alma, pues construían el puente bastante rápido. Cada día se le veía mas preocupado, y su esposa empezó a notarlo. Sin embargo, el no lo decía nada para no preocuparla, pero llegó hasta un punto tal de desesperación, que se decidió por contarle.

 

La esposa entonces le dijo: "No te preocupes por nada, solo acuestate y deja todo en mis manos. ¡El diablo no se llevará tu alma!".

Se puso entonces la mujer a vigilar a los constructores del puente, y cuando se dio cuenta que estaba cerca de terminarlo, comenzó a pisotear con las piernas y cantar como un gallo. Esto causo que las gallinas se despertaran y comenzaran a cacarear. El diablo desapareció y el puente quedó sin terminar. Su alma se salvó.
Muchas personas ha intentando terminar el puente, pero cada vez que ponían un ladrillo o construían algo se caía. Según se dice, solo el diablopuede terminarla, pero a cambio del alma de alguna persona.

 

LA LEYENDA DEL JUGADOR 

En Tarragona había un jugador empedernido que, debido a su mala estrella, perdía en el juego todo lo que ganaba en el trabajo. Un día, habiéndose quedado sin un clavo, como ya era su costumbre, al salir de la taberna, desesperado, invocó el Diablo y, gritando, le dijo:
-Si consigues recuperar todo lo que he perdido y, además, que en adelante, cuando juegue, gane siempre, dentro de un año puedes venir a buscar mi alma.
 

El Diablo aceptó la proposición con mucho gusto. Pero Dios, creador y Señor de las almas y los cuerpos, se interpuso entre ambos y le dijo al jugador.
¿Quién eres tú para disponer de mis cosas? Tu alma me pertenece. Y yo soy el Padre y será del Diablo si a mí me gusta. Le pongo una condición: que en una sola noche, exactamente dentro de un año, y antes de amanecer, se comprometa a hacer un puente de piedra tan grande como yo le indique. Si no es así, no tendrá el premio que le has ofrecido.
 

El Diablo, rabioso porque el Altísimo le desbarataba siempre los buenos negocios, se comprometió a construir el puente en el lugar indicado por Dios, entre el mas Pastor y el mas dels Arcs, a orillas del camino que conduce a la villa de Valls . Justo al cabo de un año, tal como se había pactado, se puso manos a la obra. Como un loco, cortaba las piedras que encontraba por los alrededores y, para ahorrar tiempo, las unía sin argamasa.
-Sólo que se mantenga de pie hasta el amanecer … -Se decía.
 

Casi ya había culminado la obra, sólo le faltaba colocar la última piedra a la derecha del monumento-hoy todavía se nota esta deficiencia, – cuando el gallo del mas dels Arcs se puso a cantar saludando al sol que salía del vientre de nuestro mar. El pobre Diablo, sucio y extenuado por el trabajo ímprobo realizado en pocas horas, al escuchar el gallo y ver el sol, lanzó la piedra al suelo a la vez que de su boca negra salía una blasfemia fenomenal. Y huyó raudo para que Dios no le persiga.

 

EL PUENTE DEL DIABLO DE MARTORELL

 

Cuentan los que saben de esto que hace muchos siglos existía una posada a una de las orillas del Llobregat, posada que carecía de pozo y cisterna, por lo que sus habitantes debían de desplazarse de una manera continua a la otra orilla del río, donde si podían encontrar una cristalina agua procedente de una fuente. Cierto día una doncella, que era la que se encargaba de la faena del transporte del agua de una orilla a otra, exclamó malhumorada que más le valdría entregarse al diablo que tener que cruzar el río a pie -saltando a través de unas rocas- para acercarse hasta la fuente. Como suele ocurrir en estos casos, no había acabado de decir la frase cuando se le apareció un caballero asegurándola: "Construiré el puente para tí en una sola noche para que no tengas que padecer cruzando constantemente el río si me entregas tu alma como has dicho".

 

La mujer aceptó la propuesta del extraño y el caballero -que como habrá adivinado el avispado lector, no era otro más que el demonio tentador en persona- se puso a trabajar inmediatamente en el proyecto. Ella contemplaba el avance de los trabajos desde la ventana de la posada, paso a paso, piedra a piedra, el maligno desarrollaba la obra de forma increible. Pero, conforme la obra avanzaba, la mujer comenzó a sentir pánico al recordar el carácter de su pacto. Cuando solo faltaba una piedra para que la obra pudiera darse por concluida fue a buscar a la ama de la casa para explicarla lo que estaba pasando.

 

La patrona, mujer decidida y de recursos, no lo dudó ni un momento, cogió un cubo de agua y volcó su contenido por encima del gallo de la casa. Éste, sorprendido en su sueño por tan inesperado 'regalo', se puso a cantar, con lo que despertó a los gallos de las granjas vecinas, los cuales comenzaron también a cantar.

 

Tal estrépito llegó a los oidos del diablo en el momento que estaba dispuesto a fijar la última piedra del puente, por lo que supuso que no había sido capaz de cumplir su parte del pacto, la de construir el puente en una sola noche. Furioso dejó caer en el suelo el último pedrusco antes de marcharse definitivamente al infierno.

 

EL PUENTE DEL DIABLO DE FOIX


   En el sur de Francia, muy próximo a Foix y junto a las poblaciones de Montolieu y Ginabat, se encuentra el conocido como "Pont du Diable".  Cuenta la leyenda que en tiempos antiguos los pobres habitantes de Ginabat y Montolieu vivían aislados, ya que el río era casi imposible de atravesar a causa de los remolinos que se formaban (y todavía se forman). Un día, un hombre del lugar tuvo la idea de invocar al Diablo para que les construyera un puente. El Diablo se ofrecio a construirlo en una sola noche pero, como de costumbre, con una condición: quedarse con el alma del primero que cruzase el puente. La gente aceptó y el Diablo se pasó toda la noche, junto a muchas más criaturas infernales construyendo un puente que, de haber sido hecho por humanos, hubiera llevado 3 años en construir. 

   puenteDiablo.jpg

 

A la mañana siguiente, la gente contempla el puente infernal sin que nadie se atreva a cruzarlo. De repente, un nativo se presenta con una bolsa: de ella sale un gato al que asusta y hace cruzar el puente. Satán entra en cólera y de los gestos de rabia que hace termina cayendo al río, justo en el centro de un remolino. 


    El cura de Ginabat le lanza agua bendita y Satanás termina siendo tragado por el remolino. Hoy día son muchos los turistas que cruzan este puente, sin saber el peligro que corren, ya que tarde o temprano Satanás puede escapar del remolino y volver para reclamar el pago de su obra. 

 

Repost 0
Publicado por leyendas medievales
Comenta este artículo
26 julio 2013 5 26 /07 /julio /2013 19:08

Se trata de una actividad que se lleva a cabo en el Palau Requesens, sede actual de la Reial Acadèmia de les Bones Lletres, durante las noches del viernes y sábados, donde se combina una ruta nocturna, una charla de divulgación histórica y una atractiva propuesta gastronómica inspirada en la época de construcción del edificio. Todo, en uno de los más excepcionales Palacios privados construidos en el umbral de la muralla de Barcelona.

Palau requesens 2   Palau requesens 1

La velada empieza con una original visita guiada al barrio gótico de la ciudad. Una sorprendente manera de descubrir la otra cara del pasado, la historia que se vivía allí de noche y de puertas adentro. La visita finaliza con un recorrido en el interior de la planta noble del Palau Requesens. La noche continúa con un menú inspirado en la cocina catalana de los siglos XIV al XV: una cocina rica y refinada considerada la primera del mundo cristiano. La cena se sirve en uno de los espacios interiores del Palau Requesens. Al acabar, un experto en historia ofrece una breve charla.

 www.palaurequesens.cat 

TEL. INFORMACIÓN Y RESERVAS PALAU REQUESENS: 93 327 01 25 (de lunes a viernes de 9 a 21 h)

Repost 0
Publicado por leyendas medievales - en Noticias
Comenta este artículo
22 julio 2013 1 22 /07 /julio /2013 22:26

Como añadido a la Cruzada de los niños, os enlazo con este documental del canal Historia, para ahondar más en el asunto, está muy bien desarrollado, y en él se explican las diferentes versiones que hay, así como las investigaciones más recientes.

 

http://leyendasmedievales.over-blog.es/

Repost 0
Publicado por leyendas medievales - en Entrevistas
Comenta este artículo
22 julio 2013 1 22 /07 /julio /2013 22:22

 


De las varias cruzadas que se realizaron, hay una que siempre me ha atraído por su halo de leyenda y la duda histórica de si realmente sucedió: La "cruzada de los niños". Ha servido de base para el argumento de numerosas novelas y leyendas para niños. Como el cuento del flautista de Hamelín, inspirado en estos hechos.
La existencia real de esta cruzada ha sido y es objeto de polémica entre los historiadores, llegando algunos de ellos incluso a cuestionar que llegase a existir. La versión más ampliamente aceptada sostiene que hay un cierto trasfondo histórico pero fueron los cronistas posteriores los que magnificaron los acontecimientos reales sucedidos.

 

En resumidas cuentas muchos historiadores creen que la historia que os voy a narrar, jamás existió y que no es más que una leyenda para niños.
Corría el año 1212. Jerusalén seguía en manos musulmanas y acababa de "fracasar" la Cuarta Cruzada. (Lo pongo entre comillas porque ésta sería otra larga historia, pero para resumir lo que sucedió diré que los cruzados cambiaron los planes sobre la marcha y decidieron tomar Constantinopla en lugar de Tierra Santa). 
El espíritu de las cruzadas decaía por toda Europa, y es en este momento cuando surge la figura de los niños enviados de Dios. Hay dos leyendas paralelas, una que se sitúa en Francia y otra en Alemania. La historia es similar, el destino final el mismo, y sólo cambia el nombre de sus personajes, Estebán el francés y Nicolás el alemán. Ambos son pastores, analfabetos, que de forma repentina sienten la llamada divina que les lleva a peregrinar de ciudad en ciudad y de pueblo en pueblo para crear un gran ejército infantil.
El razonamiento es que, cuando un ejército de miles de niños llegue a las puertas de Jerusalén, los sarracenos huirán despavoridos ante la pureza de su corazón infantil. Ambos pastores predican que, con la ayuda de Dios, sobrellevarán las tribulaciones del camino. Ambos pastores creen que, como ante Moisés, las aguas del mar se separarán para dejar pasar al ejército inocente. Una vez en Jerusalén, serían felices para siempre.

 

No resulta difícil de creer que miles de niños se unieran a semejante locura, huyendo de la miseria, de las calles atestadas de mendigos y rufianes, del maltrato y el trabajo. Pero lo que resulta más increible es que no eran solamente niños pobres y humildes los que componían el cada vez más nutrido ejército, sino que niños de clases más acomodadas se escapaban de sus hogares para unirse a la "aventura", y que incluso algunos nobles enviaron voluntariamente a sus hijos para que una vez en Jerusalén pudieran optar a altos cargos de gobierno.

 

Pronto, la gran marea de niños se puso en marcha hacia Tierra Santa, y pronto fue evidente la terrible realidad. Se dice que hasta 13000 niños se unieron en Francia y 20000 en Alemania. Muchas bocas que alimentar en dos "ejércitos" sin organización de ningún tipo, así que los niños no dudaban en robar para alimentarse. Las ciudades por las que pasaban les cerraban las puertas como si fueran apestados y los campesinos enfurecidos les hacían frente para proteger sus cosechas. La cruzada alemana atravesó los Alpes para llegar al mar. Miles de niños murieron de hambre, frío y agotamiento.
 
Exhaustos, los niños llegaron al puerto soñado, a Marsella los franceses y a Brindisi los alemanes. Como es de esperar, las aguas del mar no se separaron ante el "poder" de los pastores. En el caso de los niños alemanes, el obispo de Brindisi les ordenó volver a sus casas, aunque no les proporcionó ningún tipo de ayuda para hacerlo, los niños se dispersaron y su historia quedó en el olvido. Los niños franceses corrieron peor suerte: mercaderes sin escrúpulos les ofrecieron sus barcos, cinco, para "llevarles a tierra santa": dos de los barcos naufragaron, y los niños de las tres restantes alcanzaron las costas de Alejandría, donde fueron vendidos en el mercado de esclavos.
En 1230 un sacerdote llegó a Francia desde Oriente con una curiosa historia que contar: afirmaba que él era uno de los sacerdotes jóvenes que se habían embarcado con Esteban. Según este sacerdote dos de los siete barcos se hundieron cerca de la isla de San Pietro, al sudoeste de Cerdeña, los otros cinco serían capturado por piratas sarracenos y llevados a Argelia. De los capturados un grupo fue vendido como esclavos en Argel y pasaron el resto de sus días en cautividad, otro segundo grupo fue vendido en Egipto y Bagdad. Parece ser que los más afortunados fueron los que sabían leer y escribir, entre ellos este sacerdote puesto que el gobernador de Egipto que estaba interesado en los idiomas occidentales los utilizó de intérpretes, traductores, profesores y secretarios.
Personalmente yo soy de los que piensa de que si que existió. También estoy con los que piensan que tal denominación es engañosa. En primer lugar porque no eran niños, ya que en esa época, como herencia del Derecho Romano, la mayoría de edad civil y penal se producía a los catorce años. Y en segundo lugar porque no fue una Cruzada, sino una corriente migratoria propiciada por el poder real.

 

Cuando el Papa Inocencio III tuvo conocimiento de los preparativos de la expedición se opuso radicalmente a ella y amenazó con la excomunión a los monjes, aparentemente visionarios, que la animaban. Pero los ejércitos de Federico II de Alemania y de Felipe II de Francia le hicieron entrar en razón y concedió una bula por la que se autorizaba la nueva Cruzada. Y esa bula existe, por lo que es una prueba de que la cruzada en si existió.
Ahora bien, ¿que fue lo que motivó la bula papal? ¿Qué razones les incitaban a emprender, incluso en contra del parecer papal, la epopeya? Tras la guerra y la peste, multitudes de huérfanos vagaban por los campos galos y germanos, en estado de hambruna y pobreza extremas. Su lógica rebeldía comenzaba a crear problemas de orden y de propiedad. Así que decidieron quitárselos de encima.
Tan simple y llano como eso, estorbaban.
Para saber más:
Peter Berling, “La Cruzada de los Niños”,  editorial Grijalbo,  2004.
Repost 0
Publicado por leyendas medievales
Comenta este artículo
21 julio 2013 7 21 /07 /julio /2013 20:12

Después de tantas historias de hadas y bosques encantados, se llega a una conclusión: mientras dominaba el paganismo, los seres más hermosos habitaban la tierra, y cuando el cristianismo influyó poderosamente sobre las conciencias, resultó lo contrario: que los seres más bellos y perfectos desaparecieron. Por eso, el pueblo cristiano, que ya no podía abandonar las creencias y tradiciones paganas de hace miles de años, las transformó, cristianizando los dioses y seres de la antigüedad. Efectivamente, la predicación cristiana havia dejado la gente sencilla en una total desolación: todo aquello en que siempre creian era falso o maligno.

Se les arrebataron las creencias ancestrales, se les dejó sin su mitología, a través de la cual entendían la vida y la muerte, la formación del mundo, la naturaleza y sin los cultos y fiestas con que celebraban los ciclos naturales del paso de las estaciones.

Una forma de cristianizar, fue la de crear una santoral, cristianizando los espíritus y los dioses: Santa Bárbara y San Marcos, protectores contra los truenos, San Antonio de Enero, favorecedor de la fecundidad animal, San Juan Bautista, de las aguas y los ríos; Todos los Santos, para calmar  a los difuntos; y muchos más.

brujas-2.jpgbrujas ocuras

 

Otra tendencia fue la anatema, las antiguas divinidades y los genios de la naturaleza no eran sino demonios y malos espíritus, condenados al infierno eterno. Un velo oscuro se fue extendiendo sobre el universo mítico, sobre la vieja tradición heredada. 

 

Las hadas benefactoras, ya no tomaban la forma de mujeres agraciadas con largas cabelleras rubias, sino de viejas feas, que a menudo se convertían mediante sortilegios en cuervos, murciélagos o gatos negros. De hadas benefactoras, se transformaron en brujas siniestras, y ya no se las atribuía la virtud de hacer nacer, sino la malicia de crear tormentas y de escampar plagas en las recolecciones del campo y de llevar mala suerte a las personas.

 

La brujería cuajó en la Edad Media resultado de la persecución que la Iglesia desencadenó contra los cultos druídicos de tradición celta, y a la vez de condenar las devociones rurales por los seres que supuestamente habitaban la naturaleza. Lanzadas a las tinieblas y al pecado, el pueblo sencillo comenzó a tenerlas miedo. Era necesario refugiarse de sus conjuros. Clavando una herradura roída en los portales de las casas; poniendo en puertas y ventanas cruces de palma o ramos de laurel. Todo el mundo creía que eran formas eficaces de evitar a las brujas estas y otras prácticas que a partir de entonces se extendieron.

 

Las hadas condenadas ahora se reunían en noches de luna llena para celebrar sus sabbats, liturgias tildadas de demoníacas, de misas negras y de orgías satánicas. Volvían con añoranza a los tiempos luminosos de sus dólmenes y menhires... Ay, pero aquel del insensato que osase espiarlas, caería sobre él, terribles maleficios. Como es lógico surgieron multitud de historias y leyendas sobre ellas.

brujas-q.jpgel-sabbat-de-las-brujas.jpg
Se cuenta la leyenda que en un pueblo de la costa mediterránea, nadie sabe el motivo, pero cada noche, llegaba el duodécimo repique del campanario, símbolo de reunión de las más afamadas brujas del lugar. Nadie sabía del motivo por el que las brujas acudían a aquel lugar noche tras noche, pero lo que es cierto es que los moradores del pueblo vivían aterrados en el momento en el que el reloj marcaba la medianoche.
Las brujas que allí se reunían, como brujas que eran, se dedicaban a hacer hechizos y pócimas, y en más de una ocasión se colaban en las casas en busca de recipientes para sus brebajes, y a quienes las increpaban los convertían en sapos o lagartijas, según les apeteciera.
El regidor del pueblo, cansado de vivir con el miedo en el cuerpo, y lo que es peor, preocupado porque el pueblo cada vez tenía menos habitantes, pues emigraban a otros lugares donde no hubiesen brujas, veía como tarde o temprano el sitio donde siempre había vivido y donde deseaba morir, terminaría por ser un pueblo fantasma. Por este motivo ofreció el castillo que coronaba el punto más alto del pueblo, allí desde donde toda la comarca se divisaba y dónde él habitaba, a quien consiguiese solucionar el problema que con las brujas existía.Muchos lo intentaron, corriendo suertes diversas.

Hubo quien se enfrentó directamente a ellas, éste, no sólo fue objeto de un hechizo, sino que se convirtió en esclavo de ellas y les conseguía durante el día los distintos ingredientes que necesitaban para sus pócimas.
Otro llamó a brujas de otro lugar, y ofreciéndoles todo tipo de regalos, les pidió que hicieran un hechizo más potente para obligarlas a abandonar el pueblo, pero entre las brujas hay un código ético que no pueden romper, porque saben que si realizan un hechizo contra otra bruja, ese hechizo tarde o temprano se volverá contra ella, así que en lugar de enfrentarse a sus compañeras del lugar, se unieron a ellas en las aparentes fechorías que realizaban en el pueblo.
Muchos lo intentaron, pero ninguno lograba conseguir que las brujas siguieran reuniéndose noche tras noche al dar la última campanada que anunciaba el comienzo del nuevo día.


Una tarde, cuando empezaba a anochecer, nadie sabe por qué, quizás por error, quizás por un mal reglaje, quizás porque una bruja hizo un mal hechizo, pero lo cierto es que repiqueteó el campanario como si de la media noche sucediese, hecho que originó que las brujas se reunieran en lo alto de las casas. Una joven no daba crédito a sus ojos y paralizada por el miedo veía como iban llegando las brujas al pueblo. Esa parálisis le permitió comprender que las brujas no eran tan malas como parecían, lo que sucedía es que dentro de su naturaleza estaba la de realizar pócimas, brebajes y hechizos, pero que si no se les molestas ellas sólo utilizaban las pócimas para intentar recuperar la juventud que nunca tuvieron, los brebajes para cantar con una fina voz que nadie escuchó, y los hechizos para enamorar y enamorarse de su príncipe azul. Lo que pasaba es que como siempre eran increpadas por su fealdad, su voz tenebrosa y su incapacidad de amar y recibir amor, todos veían en ellas maldad y cuando sólo se ve maldad, sólo se recibe maldad. 

 

Gracias a este suceso, la joven pudo escuchar sus lamentos, y se dio cuenta que las brujas se reunían en ese pueblo no para aterrar ni hacer mal, sino porque el estar cerca del mar coronando la comarca les permitía estar en paz consigo misma, y reunirse allí para encontrar la solución a su mal.
Entonces esta joven que no era bruja pero sufría los mismos males que las brujas, se dirigió al regidor del pueblo y le dijo:
-         Señor, quizás no sea la solución a nuestro mal, pero viendo lo que las brujas sufren, es posible que si les facilitamos su labor consigan su objetivo.
-         Pero qué dices insensata –dijo el regidor- Acaso no ves el miedo que infunden y el mal que nos ocasionan.
-         Sí, pero este miedo y mal no lo hacen por diversión, sino porque las rechazamos y se ven perseguidas.
El regidor no daba crédito a lo que la joven le decía, pero era tal el desquicio que sufría él y su pueblo, que dejó a la joven continuar con su planteamiento:
-         Las brujas sólo buscan un sitio donde reunirse, donde poder encontrar la solución a sus males, y en este maravilloso e inconfundible entorno han encontrado ese lugar.
-         Continúa –le instó el regidor.
-         La belleza del lugar, la tranquilidad y cercanía del mar, las vistas de la comarca…, les hace sentirse en paz, pero cuando se ven amenazadas por nosotros, sale lo peor de ellas y actúan como verdaderas brujas.
-         Y qué podemos hacer?
-         Es muy sencillo, sólo tenemos que ser amables con ellas.
-         Pero cómo podemos ser amables, ¿acaso no te asustarías e intentarías defenderte si en medio de la noche te encontrases a una bruja bajando por la chimenea de tu vivienda? –preguntó el regidor-
-         Claro señor, pero lo que sí podemos hacer es montar unas ollas encima del tejado, justo donde está la chimenea –comentó la joven- De esta manera no podrían colarse, además tendrían el recipiente para elaborar sus pócimas al fuego de nuestro calor.
-         ¿Y qué ganamos con eso? –volvió a preguntar el regidor-
-         Pues, en primer lugar que no se cuelen en las viviendas por la chimenea y por lo tanto que no asusten a sus moradores, y en segundo facilitarles el que puedan hacer sus pócimas para encontrar la solución a sus males.
brujas.jpg
El regidor no estaba muy seguro que esta fuese la mejor solución, pero qué iban a perder con ello. Ordenó comprar tantas ollas como chimeneas tenía el pueblo, y también ordenó que cada noche cuando estuviese a punto de sonar las campanadas encendieran el fuego de las chimeneas.

Esa misma noche cuando sonó la última campanada de la medianoche aparecieron como era costumbre las brujas. Y sucedió que se encontraron con las ollas sobre las chimeneas y que ya no tenían por qué acceder al interior de las casas, y observando que los lugareños encendían las chimeneas, se pusieron a elaborar sus pócimas con el calor que emanaban, y hechizos con el amor que percibían, y desde entonces se dice que en este lugar las brujas se preocupan de que reine el amor, la paz y la belleza en el interior de quienes allí viven, quienes transmiten estas virtudes a quienes el pueblo visitan, cambiando para siempre su forma de entender la vida.

 

 

para saber más:
Caro Baroja, Julio:Las brujas y su mundo. Madrid: Alianza Editorial, 1968 (la reedición más reciente de este libro, es de 2003 

Centini, Massimo: Las brujas en el mundo. Barcelona: De Vecchi, 2002.

Lisón Tolosana, CarmeloLas brujas en la historia de España. Madrid: Temas de Hoy, 1992

Repost 0
Publicado por leyendas medievales
Comenta este artículo

Presentación

  • : Leyendas Medievales
  • Leyendas Medievales
  • : Blog sobre leyendas y mitos,está dedicado a esas leyendas medievales, las cuales a través de su relectura nos permiten entender la mentalidad de esa época; sus alegrías, sus sueños, sus miserias etc. Pretende tratar temas históricos desde una vertiente cercana, y amena. La Edad Media y sus mitos regresan hasta nuestros días.
  • Contacto

Buscar