Overblog Seguir este blog
Administration Create my blog
19 mayo 2017 5 19 /05 /mayo /2017 23:08

Leyendas Artúricas: La señora de Shalott

Es una de mis leyendas artúricas favoritas. Se dice que su personaje se basa en Elaine, la bella dama de Astolat. Ha sido objeto de muchas obras de arte, poesía y ficción. Elaine era la única hija de Bernard de Astolat. En Alfred, "Lancelot y Elaine" de Lord Tennyson de The Idylls of the King (1859), es una mujer modesta y humilde.

La leyenda artúrica  de Elaine, la blanca dama de la isla de Shalott, nos remite a una bella dama encerrada en la torre de un castillo en la que un hechizo le obliga a mirar el mundo a través de un espejo. Confinada en su prisión de reflejos, Elaine, recluia se límita a observar el paso de la vida y a recrearla tejiendo tapices.

 

Esperando a un Ulises o a un caballero que la liberase de su cautiverio, y vaya si lo haría.. y lo hizo en forma de apuesto galán artúrico de nombre Lancelot.

 

Elaine, hasta ese punto desconocida en el reino de Camelot, daría pie a una leyenda preciosa..., misteriosa hasta el punto de que nunca ha quedado claro si es hada, doncella encantada o simple dama prisionera de algún mal brujo, comienza a desesperarse encerrada en su torre. Quiere asomarse, mirar la vida a través de sus propios ojos. El tiempo se le hace lento, los tapices infinitos… ansía la realidad. De golpe llegó Lancelot. Y no pudo evitarlo.

Elena abandonó el telar, le dio la espalda al espejo y miró hacia Camelot.

La maldición que  condena a Elaine a mirar al mundo a través del espejo se cumple. Finalmente, el espejo se rompe y un susurro le anunció su final. Un triste final. Los tapices volaron llevados por el viento y la dama de Shalott supo que su destino se cumpliría ese mismo día.Abandonó la torre y subió a una barca. Ella misma sería su caronte. Su final sería su rendición. Su abandono, su conformidad, su melancólica huída.

 

En otra versión de la leyenda artúrica, Lancelot, famoso caballero de la corte del rey Arturo, viajó a Astolat de incógnito, para competir en un torneo. Elaine se enamora profundamente de él. Queda prendada de él casi inmediatamente, y le solicita que lleve una prenda blanca en su honor en el torneo, a lo que él jamás habría accedido a causa de su amor infinito por la reina de Arturo. Lancelot es herido durante el torneo por una lanza perteneciente a Bors, y cae enfermo.

 

En "The Ballad of Elaine" de Sydney Fowler Wright, Elaine se permanecio junto a él día y noche, cuidándolo hasta que se recuperase. Cuando por fin Lanzelot se recuperó,le anunció que se iría. Elaine le pide que se case con ella, pero él afirma que su amor por Ginebra, la mítica esposa del rey Arturo, es demasiado fuerte para poder para amar a Elaine. Lancelot deja Astolat, y Elaine antes de que hayan pasado diez días, muere de tristeza.

 

Su familia colocó el cuerpo de Elaine en una barcaza y la dejó a la deriva en el río Támesis.con un lirio en una mano y una carta de su puño y letra en la otra. La barca llega surcando hasta Camelot, donde es descubierta por la corte del rey Arturo, siendo llamada la pequeña doncella del lirio. Lancelot es convocado  de inmediato y escucha el contenido de la carta, conmovido después de lo cual explica lo que sucedió al Rey Arturo y se encarga de costear un espléndido y costoso funeral para la muchacha,

 

Una leyenda trágica, y emotiva en la cual, el personaje de Elaine, la señora de Shallot, se suele olvidar a menudo, a pesar de ser una mujer esencial dentro de la mitología Artúrica. Su único propósito parece ser revelar hasta qué punto la pasión de Lanzarote por Ginebra es indestructible, aun cuando su romance con la reina era algo prohibido.

 

Repost 0
Publicado por leyendas medievales - en Ciclo Artúrico
Comenta este artículo
13 mayo 2017 6 13 /05 /mayo /2017 23:57


Excalibur es la espada mítica del Rey Arturo En la leyenda artúrica galesa, llamaron Caledfwlch a la espada. En los relatos sobrevividos de Arturo, dos leyendas diferentes sobre el origen de sus espadas han sido retenidas.


La primera versión sobre la obtención de Excalibur es la que relata Geoffrey de Monmouth en Historia Regium Britanniae: Al morir el Rey Uther Pendragon, Merlín forjó en la isla de Avalón (la isla de las hadas) una espada (Excálibur) y la clavó en una piedra que estaba al lado de una capilla de Londres. En "El ciclo de la Vulgata", se cuenta que Arturo había roto su espada (la de la piedra) durante un combate contra Sir Pellinore. Merlín, lo llevó a un lago del cual surgió una bella joven, la Dama del Lago. Esta Dama del Lago era una bruja poderosa que podía caminar sobre las aguas y tenía un castillo en el fondo de aquel lago. La Dama tenía en su poder a Excálibur, una espada mágica. Merlín le pidió dicha espada para su pupilo y ella se la entregó. La espada estaba guardada en una vaina que hizo que el Rey no perdiese sangre cuando la llevaba a las batallas. Merlín le advirtió a Arturo que tuviese cuidado, porque un día llegaría una mujer digna de su confianza y le arrebataría la vaina de Excálibur para siempre.

 

La leyenda más difundida nos cuenta que Arturo la obtuvo después de sacarla de una roca donde se encontraba incrustada, por un acto de magia realizado por Merlín, a quien se le atribuiría su forja, y ésta es la versión francesa de R.Moron, en su obra llamada “Merlin”. Pero Sir Thomas Malory, escritor inglés, establece que la espada de la Roca no era Excálibur, ya que Arturo rompe su primera espada en una batalla contra el rey Pellinore. En “El Ciclo de la Vulgata”, se cuenta que una ninfa del lago llamada “Dama del Lago” le entrega la verdadera “Excálibur”,

He aquí las dos versiones de la leyenda...

 

Excalibur como la espada sacada de una roca

El Rey Uther Pendragon durante la fiesta de Pentecostés se enamoró perdidamente de Igraine, nacida en Avalon y amada esposa del duque de Tintagel, Gorlois. Durante esa fiesta, el rey pidió a la mujer dormir con él, cosa que ella rechazó, pues amaba a su esposo. La mujer, escandalizada, acudió a su esposo de inmediato y le pidió que regresaran a su castillo pues el rey le estaba pidiendo cosas indecorosas.

El duque aceptó de buena gana, y se retiraron en cuanto la etiqueta se los permitió. Uther, decepcionado, habló con el mago Merlín, cuyas artes mágicas superaban las de cualquier otro, y le explicó su situación.

Este aceptó a ayudar al rey a yacer con la esposa del duque con una sola condición: “La primera noche que poseas a Igraine, ella quedará en estado; cuando ese niño nazca deberás entregármelo para que yo lo críe y cuide de él”. Dicho y hecho, aquella misma noche el rey, haciéndose pasar por el duque -que había perecido en batalla unas horas antes- gracias a las artes mágicas de Merlín, fue al castillo e Igraine, pensando que era su marido, yació con él.

Posteriormente, el rey desposó a la viuda de Gorlois Nueve lunas pasaron antes de que la nueva Reina diera a luz a un varón al que, la misma mañana de su alumbramiento, sería entregado a Merlín disfrazado de anciano.

Los años pasaron tranquilos para el pequeño Arturo, viviendo en casa de un fiel y humilde caballero, Héctor, su esposa y Kay, quién sería su hermano de leche. Merlín actuaba como su tutor, enseñándole todo lo que un futuro rey debería saber, inclusive un poquito de su magia. Pero el final de la era de Uther Pendragón debió llegar a su fin. Y Merlín, cumpliendo su deber, enterró una espada poderosísima en un yunque de acero sobre una roca y la acomodó en el centro de la catedral de St. Paul.

Quién pudiera sacar la espada de su lecho, sería el legítimo rey de Inglaterra. Camino a las justas, Kay se fijó que no traía su espada y Arturo, como su escudero, fue el encargado de ir a buscarla a la posada. Lamentablemente estaba cerrada, pero el pequeño, sin querer dejar a su hermano sin participar de las competencias decidió ir a buscar la espada que había en la catedral para él. La empuñó con firmeza y al levantarla, la hoja se deslizó suavemente fuera de su prisión. El niño, entonces, corrió a entregar la espada a su hermano quién, al notar la espada que llevaba el niño, enseguida se postró a sus pies, al igual que el noble Héctor.

 

La leyenda de Excalibur como la espada entregada a Arturo por Niniana la Dama del Lago

Habiendo pasado años de paz y guerra, Arturo reunió un grupo de sus caballeros más fieles para dar una fiesta. Hacia el término de esta, un caballero en su cabalgadura ingresó al castillo, con el cuerpo de Sir Miles anunciando la presencia de un caballero negro que bloqueaba la entrada del Bosque Siempre Verde. Se apresuró entonces Guifelet, escudero de Kay a pedirle al rey que lo nombrara caballero para vengar la muerte del hombre. El, luego de oírlo, lo consintió y, poniendo su espada en el hombre del muchacho, lo nombró caballero y le dio su primera misión.

Sin embargo el joven volvió poco tiempo después inconciente y fue atendido por Merlín hasta que estuvo mejor. Pero el rey no podía dejar las cosas así, se escapó del castillo y fue a cobrar venganza con su propia mano. Tres veces cruzaron lanzas, en prescencia de Merlín, y solamente la última el caballero verde fue capaz de botar al rey y a su caballo. Este, indignado, le solicitó medirse en espadas, a lo que el caballero no pudo negarse. Tras una ardua lucha, el Caballero Negro rompió la espada del rey casi desde su empuñadura, marcándolo como vencedor.

Finalmente, Arturo no venció al caballero y Merlín, evitando que este matara al rey, lo durmió. El rey no podía quedar sin espada, de modo que cabalgaron Arturo y Merlín hacia un lago, donde reinaba el hada Niniana, aprendiz de Merlín. Subieron a una pequeña barca hasta llegar al centro del lago, desde donde un brazo surgió, sosteniendo una espada con su vaina. En el filo rezaba: “Excalibur”

 

Fuentes escritas sobre La leyenda de Excalibur
En la leyenda galesa, la espada de Arthur es conocida como Caledfwlch. En Cuhlwch y Owen, una de las más valiosas posesiones de Arthur. Todo ésto figura en el romance del guerrero de Arthur, Llenlleawg, un caballero irlandés que mató al rey Diwnarch mientras robasa su caldero mágico. Caledfwlch proviene del arma legendaria irlandesa Caladbolg, la brillante espada de Fergus McRoich. Calaboldg también fue conocida por su incríble poder y fue llevada por algunos de los mayores héroes irlandeses.

La History of the Kings of Britain, de Geoffrey of Monmouth, fue la primera fuente no galesa en hablar de la espada. Geoffrey dice que la espada fue forjada en Avalon y latiniza el nombre "Caledfwlch" por Caliburn o Caliburnus. Escritores continentales cambiaron el nombre con relación a Excalibur cuando su pseudohistoria influyó en la Europa continental. La leyenda se amplió en el Vulgate Cycle (1230-1250), también conocido como Lancelot-Grail Cycle y en el Post-Vulgate Cycle que surgió a su estela. Ambos incluyen el trabajo conocido como Prose Merlin, pero los autores de Post-Vulgate excluyeron el Merlin Continuation en su versión más reciente, excogiendo para añadir, unos relatos antiguos sobre los primeros días de Arthur, incluyendo un nuevo origen para Excalibur.

Otras versiones más recientes, y que quieren parecer más rigurosas, defienden que el origen de la espada se remonta a la Roma Antigua. Este es el caso del arqueólogo Valerio Massimo Manfredi en «La última legión», que sitúa el origen su en la época del último emperador romano de Occidente, Rómulo Augusto. Cuenta que, cuando éste tenía 13 años, fue encerrado junto a su mentor Ambrosino en la cárcel de Capri. Allí se encontró la espada con la que Julio Cesar había conquistado la isla de Gran Bretaña, que utilizó para, poco tiempo después, asesinar a su captor, Wulfila. Harto de tanta sangre, Rómulo arrojó entonces arma al lago, que quedó incrustada en una piedra.


También se dijo que la vaina de Excalibur tenía poderes propios. Protegía a su portador del daño o las heridas sufridas. Fue robada por Morgan le Fay, arrojada al Lago y nunca encontrada.

La desaparición de LA ESPADA MÍITICA

La historia más aceptada es aquella en que Arturo, moribundo, Tras la batalla de Camlann, en la que Arturo asesinó al joven Mordret, y este hirió de muerte al rey, Arturo fue llevado a las orillas de un río por Bediviere. Ahí, apoyado en un roble, el portador de la cantarina, pidió a su fiel caballero que arrojara su espada en un lago cercano, al estanque en el que habita Nimue, la Dama del Lago. Este caballero, que primero desobedece y luego acepta la orden de muy mala gana, es llamado Griflet, Bedivere, Lanzarote o Perceval, de acuerdo al relato. Cuando el caballero lanza la espada al estanque, una mano vestida de seda blanca (Nimue) surge de la superficie del agua, toma la espada y luego desaparece en las profundidades.

Este relato sobre el retorno de Excálibur al lago podría estar basado en las costumbres de algunos pueblos celtas de lanzar a los lagos algunas pertenencias de los grandes guerreros que acababan de morir como ofrenda a sus dioses. Se dice también que la espada descansa junto con el Rey en Avalón aguardando el día de su regreso.el final de la espada, simboliza el fin del ciclo del reinado de Arturo, pues luego de despedir a Excalibur, este fue llevado a Avalon, para ser curado de sus heridas.

 

La verdadera Excalibur

En la Abadía de San Galgano, cerca de la ciudad de Siena, Italia, se halla una espada incrustada en el suelo, que nunca se ha logrado sacar. La espada, que sobrevivió con el paso del tiempo, está protegida por un cristal para que nadie la estropee. Aunque el arma se encuentra en medio de las ruinas de la abadía, la espada, en la que solo sobresale el mango, está próxima a la tumba de San Galgano.

 

 

 

Repost 0
Publicado por leyendas medievales - en Ciclo Artúrico
Comenta este artículo
13 abril 2017 4 13 /04 /abril /2017 17:13

euro-20medieval_fair.jpg

 

Como dijo  Séneca: “La vida es como una leyenda: no importa que sea larga, sino que esté bien narrada”

 

En este Blog queremos sintetizar el conjunto de leyendas que componen el imaginario de leyendas del Medievo, una breve síntesis que reune el tipo de leyendas que estamos exponiendo en este blog.

 

El pensamiento medieval pone la ideología y el llamado imaginario colectivo( conjunto de creencias) al servicio del poder. Y es que como señala Jacques Le Goff, "una de las máximas preocupaciones del ser humano fue y es apropiarse de la memoria y del olvido". A lo largo de la historia los hombres y las mujeres, en sus momentos más personales y en los trayectos vividos con otros, en contextos relacionales más o menos institucionalizados, siempre han tratado de gestionar este ámbito, el de la memoria, que los otorga un conciencia del tiempo pasado, de sus recuerdos, y los posiciona en su identidad, presente y futura.

En estas líneas haremos una recopilación de las leyendas medievales más destacadas, de las crónicas, poemas y la tradición oral medeival para relatarnos el trasfondo histórico de cada una de ellas. Así, podremos conocer la historia de aquellos hombres y mujeres que vivieron durante la Edad Media, sus mitos y leyendas y cuyas hazañas extraordinarias los convirtieron en leyenda. Leyendas como la de Beowulf, el rey Arturo, el Cid, Carlomagno...

Finalmente encontramos personajes totalmente legendarios, como es el caso de la Papisa Juana o Robin de los bosques. También dentro dentro de este grupo, podemos añadir otros, como son los personajes vinculados al mundo de la fantasía, como Melusina,Tristán y Isolda o el personaje con el que se vinculará a la mujer durante la Alta Edad Media, es decir con la Eva bíblica.

 

Un subgrupo de estas leyendas estarían vinculadas  a objetos maravillosos vinculados a muchos de estos personajes y a sus leyendas. El objeto predominante es la espada: La espada Joyeuse de Carlomagno, Durandal, la de Roland, o la espada  Excalibur del Rey Arturo, serian buenos ejemplos de ello. También destacar los filtros de amor, muy presentes en las leyendas de temática amorosa, como es el caso de Tristan y Isolda. Un objeto que no podemos pasar por alto  es el Santo Grial, vinculado al Mundo Artúrico, pero también al mundo cristiano. También debemos destacar los lugares que sirven de marco a estas leyendas, espacios la mayoría de ellos de poder: Camelot, Avalon( celta), Cocangue, El País de Jauja, etc...

 

Por último destacar las leyendas vinculadas al mundo animal, los llamados Bestiarios medievales. Libros que hablan de bestias, como el Llibre de les Bèsties de Ramon Llull. Una de las iconografias cristianas más conocida es la del l Tetramorfos, iconografia animal que representa a los cuatro evangelista. O qué decir del Unicornio. El Unicornio es un símbolo de la epoca medieval, no importaba que fuera real o no...lo importante no era eso. Es una figura heredada directamente de la Antiguedad Greco-romana. Y es que ya en la obra Physiologus aparece el nombre del Unicornio en pleno siglo III. Animal solitario y muy violento, se caracteriza por que no se deja nunca atrapar por el hombre. Tiene un marcado carácter sexual, la única manera de cazarlo es atrayendo hacía el una Virgen. Marco Polo, pensó encontrar unicornios en sus viajes a Asia, pero eran en realidad rinocerontes. Se le quiere capturar por su cuerno, que tiene efectos mágicos poderosos y curativos.

 images.jpg

Repost 0
Publicado por leyendas medievales
Comenta este artículo
11 abril 2017 2 11 /04 /abril /2017 13:17

La fuente de la juventud habla acerca de la cuestión atávica de la busqueda de la inmortalidad , una fuente capaz de devolver la juventud a cualquier persona que beba de sus aguas.  La juventud eterna es un regalo frecuentemente buscado en mitos y leyendas, y las historias de cosas como la piedra filosofal, las panaceas universales y el elixir de la vida son comunes en toda Eurasia y en otros lugares.

La Fuente de la Vida, de la Juventud o de la Inmortalidad está muy entremezclada en su mítico origen con el Río de la Inmortalidad, el Árbol de la Vida.Su misión, a diferencia del Río de la Inmortalidad, no era hacer inmortal al hombre, sino renovar su vigor, rejuvenecerlo, en definitiva logar la eterna juentud. Sin embargo, ambos mitos, al extenderse por el mundo, se confundieron y se complementaron.

El 2 de abril de 1513, el explorador español Juan Ponce de León y su tripulación se convirtieron en los primeros europeos registrados en fijarse en la Florida llegando allí en busca de la eterna juventud.. La leyenda sostiene que hicieron este descubrimiento mientras buscaban la Fuente de la Juventud, una fuente de agua mágica supuestamente capaz de revertir el proceso de envejecimiento y curar la enfermedad. Una mirada más cercana, sin embargo, revela que la fuente proporcionó probablemente poca o ninguna motivación para su viaje. De hecho, ningún documento de la época, incluyendo cartas del propio Ponce de León, menciona alguna vez esa fuente. Sólo más tarde los escritores españoles y norteamericanos conectaron a los dos, convirtiendo a Ponce de León en un poster boy por ingenuidad.

Cuentos de aguas sagradas y restaurativas existían mucho antes del nacimiento del conquistador español Juan Ponce de León alrededor de 1474. Por ejemplo, se dijo que Alejandro Magno había encontrado un "río del paraíso" curativo en el siglo IV aC, y leyendas similares Surgido en lugares tan dispares como las Islas Canarias, Japón, Polinesia e Inglaterra. Durante la Edad Media, algunos europeos incluso creyeron en el mítico rey Preste Juan, cuyo reino supuestamente contenía una fuente de la juventud y un río de oro. "Podrías rastrear eso hasta hoy", dijo Ryan K. Smith, profesor de historia en la Virginia Commonwealth University. "La gente sigue pregonando curas milagrosas y aguas milagrosas".

Fuentes españolas afirmaron que los indios tainos del Caribe también hablaban de una fuente mágica y un río rejuvenecedor que existía en algún lugar al norte de Cuba. Estos rumores llegaron a los oídos de Ponce de León, quien se cree que acompañó a Cristóbal Colón en su segundo viaje al Nuevo Mundo en 1493. Después de ayudar a aplastar brutalmente una rebelión taina en la Española en 1504, Ponce de León obtuvo un permiso provincial Gobernador y cientos de hectáreas de tierra, donde utilizó mano de obra india forzada para criar cultivos y ganado. En 1508 recibió permiso real para colonizar San Juan Bautista (ahora Puerto Rico). Se convirtió en el primer gobernador de la isla un año más tarde, pero pronto fue expulsado en una lucha por el poder con el hijo de Cristóbal Colón Diego.

Habiendo permanecido en las buenas gracias del rey Fernando, Ponce de León recibió un contrato en 1512 para explorar y colonizar una isla llamada Bimini. En ninguna parte de este contrato o de un contrato de seguimiento se mencionó la Fuente de la Juventud. Por el contrario, se dieron instrucciones específicas para subyugar a los indios y dividir cualquier oro encontrado. Aunque pudo haber pretendido conocer ciertos «secretos», Ponce de León tampoco sacó la fuente en su conocida correspondencia con Fernando. "Lo que Ponce realmente está buscando son las islas que se convertirán en parte de lo que él espera sea una nueva y lucrativa gobernación", dijo J. Michael Francis, profesor de historia en la Universidad de South Florida St. Petersburg. "De todo lo que puedo recoger, no le interesó o creyó que encontrara algún tipo de fuente milagrosa, un lago o un cuerpo de agua". Al menos un historiador sugiere que tal vez Ferdinand, que recientemente se había casado con una mujer de 35 años de edad Júnior, le dijo a Ponce de León que se mantuviera alerta. Pero otros expertos disputan esto.

De cualquier manera, Ponce de León zarpó en marzo de 1513 con tres naves. Según los primeros historiadores, fondeó en la costa oriental de la Florida el 2 de abril y llegó a tierra un día después, eligiendo el nombre "La Florida" en parte porque era la Pascua Florida. Ponce de León viajó a través de los Cayos de la Florida y subió la costa occidental, donde peleó con los indios, antes de comenzar una rotonda viaje de regreso a Puerto Rico. En el camino, supuestamente descubrió la Corriente del Golfo, que resultó ser la ruta más rápida para navegar de regreso a Europa.

Ocho años más tarde, Ponce de León volvió a la costa suroeste de la Florida en un intento de establecer una colonia, pero fue herido mortalmente por una flecha india. Justo antes de partir, envió cartas a su nuevo rey, Carlos V, y al futuro papa Adrián VI. Una vez más, el explorador no hizo mención de la Fuente de la Juventud, centrándose en cambio en su deseo de asentar la tierra, difundir el cristianismo y descubrir si la Florida era una isla o península. Ninguna de las dos travesías ha sobrevivido y ninguna huella arqueológica ha sido descubierta.

No obstante, los historiadores comenzaron a vincular Ponce de León con la Fuente de la Juventud poco después de su muerte. En 1535 Gonzalo Fernández de Oviedo y Valdés acusó a Ponce de León de buscar la fuente para curar su impotencia sexual. "Estaba siendo desacreditado como un idiota y un débil", explicó Smith. "Esta es la cultura del machismo en España en el apogeo de la Contrarreforma". La acusación es casi sin duda falsa, agregó Smith, ya que Ponce de León engendró a varios niños y tenía menos de 40 años en el momento de su primera expedición.

Hernando de Escalante Fontaneda, que vivió con los indios en la Florida durante muchos años después de sobrevivir a un naufragio, también ridiculizó a Ponce de León en sus memorias de 1575, diciendo que era motivo de alegría que buscara la Fuente de la Juventud. Uno de los autores siguientes fue Antonio de Herrera y Tordesillas, el principal historiador de las Indias del rey español. En 1601 escribió un detallado y ampliamente leído relato del primer viaje de Ponce de León. Aunque Herrera sólo se refirió a la Fuente de la Juventud de paso, escribiendo que se convirtió en "viejos hombres a los niños", ayudó a solidificar en la imaginación del público. "Realmente son más entretenimiento que intentos de escribir una historia verdadera", dijo Francis sobre estas obras acerca de la fuente de la eterna juventud.

La leyenda de la Fuente de la Juventud  sigue bien vigente. No ganó mucho peso en los Estados Unidos, sin embargo, hasta que los españoles cedieron Florida en 1819. Los escritores famosos de la época tales como Washington Irving entonces comenzaron a retratar Ponce de León como desafortunado y vano. Los artistas también entraron en el acto, incluyendo Thomas Moran, que pintó un lienzo de gran tamaño de Ponce de León reunión con los indios. A principios del siglo XX, una estatua del explorador había sido colocada en la plaza central de la ciudad más antigua de la Florida, San Agustín, y una atracción turística cercana pretendía ser la verdadera Fuente de la Juventud. Hasta el día de hoy, decenas de miles de visitantes vienen cada año para probar el agua del pozo que huele con azufre. "No tiene buen sabor", dijo Smith, quien trabajó allí durante cuatro días en la universidad. "Cualquiera que pensara en probar las aguas de la Fuente de la Eterna Juventud, no pensaría que tiene ese sabor ". Mientras tanto, algunos libros de texto de la escuela primaria continúan presentando la búsqueda de Ponce de León y la eterna juventud como fuente histórica.

En 2013, Ponce de León volvió a ser protagonista. En conmemoración del 500 aniversario de su desembarco, se realizaron reconstituciones en St. Augustine y Melbourne Beach, Florida, ambas que dicen ser el sitio donde primero ancló. También hubo una misa católica en San Agustín con una réplica de la fuente del siglo XV utilizada para bautizarlo en España y una misa en Melbourne Beach, junto con la inauguración de más estatuas y un sello conmemorativo.

 

Repost 0
Publicado por leyendas medievales
29 noviembre 2014 6 29 /11 /noviembre /2014 14:30
lobison
lobison

El término licántropo viene del griego Lycos, que significa lobo. Según esta creencia, ciertas personas a lo largo de la historia han tenido la facultad sobrenatural de transformarse en animales o bestias. En Europa, el licantropo más famoso es el hombre lobo, pero no es el único, y en otros continentes existen otros seres como los que haremos refrencia ahora.

Lobisón

El lobisón pertenece al folclore guaraní, aborigenes sudamericanos y su cultura tiene con su folclore y cultura un papel destacado en el Brasil, la Argentina y el Paraguay. El Paraguay, la región amazonica y el litoral argentino fueron dominios guaraníes y aún hoy buena parte de la población habla la lengua guaraní y mantiene vivas sus leyendas. Muchas de ellas, están asociadas a este extraño ser, el lobisón, del cual se cuenta con supuestos testimonios. El lobisón es el hombre que se transforma en perro o lobo. pero con una particularidad, ha de ser un hombre varón y septimo hijo.

En la leyenda la condición trágica del lobisón no alberga dudas. Los padres de hijos lobisones deben evitar que sus vecinos maten a su hijo de un ecopetazo cuando en las noches de luna llena, se convierte en peligroso lobo y mata al ganado. Pero la creencia en el lobisón ha tenido a veces visos de tragedia en la realidad.La fe en su existencia es tan fuerte que se cuenta este caso real ocurrido en 1950.

Leyendas

Es la historia de la madre que tuvo que huir con sus siete hijos de su pueblo, Coronda, a orillas del río Paraná, por que sus vecinos creían que suhijo de cuatro años, su septimo varón, era lobisón y habían decidio martarlo.

Muchas historias similares a ésta tienen sobre sí la sospecha de ser auténticas y no basadas en leyendas. Según algunos recopiladores de leyendas y mitos, la de séptimo hijo varón es la condición fatal para ser lobisón, pero la séptima hija mujer sin hermanos varones será bruja.

"Todos los viernes, a las doce de la noche, que es cuando se produce esta transformación, sale el lobisón para dirigirse a los estercoleros, donde coen excrementos de toda clase, ya que constituyen su principal alimento, como también la criaturas no bautizadas."

La historia detrás del mito

Se cree que el mito del lobisón llegó de Europa con los primeros conquistadores, que trajeron sus creencias en el hombre lobo.

Los lobisones que emiten sus lúgubres gritos en las medianoches son en realidad una especie de zorro, conocida como aguará guazú. Este nombre significa "zorro grande".

Cuando llegaron los primeros europeos a esta región de sudamérica confundieron al aguará guazú con un lobo. El aguará guazú es un cánido alto, delgado, con pelaje muy largo y rojizo, del cual se decía que era una encarnación del demonio y se aseguraba que hechizaba y enloquecía a los caballos. por estos motivos, durante un buen número de siglos, se lo cazó sin mesura.

Licántropos
Repost 0
Publicado por leyendas medievales
Comenta este artículo
23 agosto 2014 6 23 /08 /agosto /2014 19:46


Cuenta dicha leyenda que el profeta Jeremías y su hijo consiguieron, mediante la correcta combinación de letras y números, darle vida a una estatua que habían fabricado con barro. Habrían realizado sus combinaciones de acuerdo a una fórmula basados sobre todo en la palabra emeth -verdad-. El producto de su creación fue llamado Golem -que significa en hebreo sustancia embrionaria o incompleta, o masa informe-. En la frente de esta creatura pusieron una inscripción que contenía las letras con las que habían logrado descifrar el secreto de la creación: "Yahveh es la verdad". Pero el Golem consiguió arrancarse una de las letras -la primera del alfabeto, aleph- y la inscripción cambió totalmente de sentido, quedando de la siguiente manera: "Dios está muerto" . Jeremías y su hijo preguntaron entonces al Golem por lo que hacía. La respuesta, que resultó reveladora, fue la siguiente: "Si ustedes pueden hacer al hombre, entonces Dios está muerto. Mi vida es la muerte de Dios. Si el hombre tiene todo el poder, Dios no tiene ninguno".

Repost 0
Publicado por leyendas medievales
Comenta este artículo
6 junio 2014 5 06 /06 /junio /2014 23:28

Intimamente ligada a la Alquimia está asociada la leyenda del Golem En el folklore medieval inspirado en la tradición mística hebrea, el término "Golem" designa a un embrión que aún debe expresar sus potencialidades. Las leyendas lo presentan como un ser creado artificialmente, mediante prácticas mágicas.

 

En Salmos 139:16 hallamos el término gomy, con el significado de "mi embrión". Según las fuentes hebreas de Europa oriental, esta criatura modelada de arcilla roja como Adán (del sumerio Dam, que significa rojo y Adama, o arcilla), cobra vida sólo cuando su creador inscribe el nombre de Dios en su frente.

golem.jpg

 

En una leyenda corta medieval se relata que el filósofo Solomon Ibn Gabirol logró crear una joven Golem, a la que podía dar vida escribiendo la palabra clave en su frente, pero la redujo a polvo al borrar el nombre por el temor de ser acusado y condenado por brujería.

 

En el relato El Golem de Chelm se aborda el mismo mito, auténtico antecedente judío del famoso tema de la criatura del Dr. Frankenstein. En esta ocasión, el rabino Elijah -responsable de haber animado a la criatura- también se ve obligado a borrar la palabra Dios de la frente del Golem que creó, ante la furia destructiva que se apoderó de ésta cuando se volvió contra el pueblo judío.

 

Pero tal vez la tradición más conocida que hace referencia al Golem tiene como protagonista a un judío de Praga -el rabino Loew-, que habría creado uno en el siglo XVI con el fin de proteger a los hebreos de las persecuciones de que eran objeto. Sin embargo, más allá de todas estas leyendas cortas y relatos populares que lo presentan como una criatura monstruosa, probablemente estamos ante una historia elaborada con un objetivo mucho más ambicioso y noble: explicar y transmitir los más recónditos y secretos principios del misticismo y del hermetismo hebreo.

 

Algunos autores cazadores de leyendas ven en este mito un complejo simbolismo alquímico, cuyas huellas se remontarían incluso hasta el Génesis bíblico. Criatura en estado "embrionario", animada por el ser humano mediante fórmulas mágicas secretas, el Golem sería una alegoría del hombre "durmiente" prisionero de la materia, que esta condenado a ser un "autómata" hasta reconocer en sí mismo su naturaleza divina y "despertar" a la auténtica realidad y a la vida del espíritu.

 

El mito del Golem realiza, por lo tanto, el anhelo ancestral del Hombre de convertirse en Dios-Creador. A imagen de cómo Dios crea al hombre, el rabino modela el Golem y, como el alquimista, al imitar al Creador también él desarrolla sus propias potencialidades como ser divino.

Repost 0
Publicado por leyendas medievales - en Bestiario Medieval
Comenta este artículo
30 marzo 2014 7 30 /03 /marzo /2014 17:32

images-copia-6.jpg

Arnau de Vilanova

 

Fue llamado "el médico de Reyes y Papas" y se lo reconoce como uno de los más grandes alquimistas de todos los tiempos. Un personaje fascinante que sin duda se adelantó a su época. Alquimista, médico y filósofo heterodoxo. La figura de este sabio medieval se encuentra rodeada de abundantes incógnitas. Nacido probablemente en Valencia hacia 1235 y muerto en un naufragio, fue objeto de múltiples estudios e hipótesis, que durante cierto tiempo no se pusieron de acuerdo ni siquiera sobre su verdadera patria. Arnaldo, o Arnau, de Vilanova es en todo caso el prototipo de sabio esotérico y alquimista, dedicado en gran medida al Arte Real.

 

Es muy posible que recibiera su primera formación en un convento de dominicos. Posteriormente se trasladó a Barcelona. Montpellier y Nápoles, ciudades en las que residió poco tiempo, pero que le sirvieron para ampliar sus conocimientos. Escribió en estos años varios tratados sobre medicina, que se convertirían en obras claves durante siglos. Empleaba remedios basados en recetas populares, pero tampoco descartaba los amuletos, como la esmeralda, que fue muy empleada desde la más remota antigüedad como el mejor antídoto contra la epilepsia. Vilanova fue también un conspicuo astrólogo, que afirmó en uno de sus tratados que el hombre puede realizar grandes empresas si sabe aprovechar la influencia de las estrellas. Creía también que las enfermedades dependían, en buena medida, del movimiento de los astros.

 

Aunque el vilanovense se sirvió de la alta magia, y supo emplear amuletos, conjuros y signos cabalísticos, despreció la magia burda; la que, a su criterio, se apoyaba exclusivamente en manejos y prácticas carentes de valor. Pero, sobre todo, fue a la alquimia a la que dedicó mayor atención. A este respecto conviene apuntar que son muchos los autores que no dudan en afirmar que Vilanova fue el fundador de la química moderna. Con respecto a su trabajo alquímico, creía que la Piedra poseía una naturaleza doble, y que dependía de cuál de esas dos naturalezas la poblase en un determinado momento para conseguir la transmutación del oro o de la plata.images(2)

Los éxitos y la fama de Arnau de Vilanova le llevaron a la corte aragonesa, en donde se le encomendaron una serie de gestiones diplomáticas que llevó a cabo con acierto. No obstante, ciertas predicciones suyas y algunas de sus afirmaciones —como la de que la caridad es una virtud mucho más importante que el cumplimiento de ciertos preceptos, corno el de asistir a misa: o que las bulas papales no dejaban de ser otra cosa que invenciones de los eclesiásticos—, le hicieron objeto de la suspicacia y, posteriormente, de la persecución de la Iglesia. Sus obras fueron quemadas y, aunque abjuró de "todos sus errores", no se libró de ser encarcelado. Afortunadamente, gracias a sus magníficas dotes como médico, pudo abandonar su prisión, al curar al papa Bonifacio VIII que le había mandado llamar. Finalmente, regresó a la corte del rey Fadrique de Sicilia. En 1314, pereció en un naufragio cuando se disponía a llevar a cabo otra de sus misiones diplomáticas.

 

Durante siglos perduró la fama de Arnau de Vilanova. Médico, alquimista, adivino y maestro esotérico por excelencia, no sólo se dedicó a su ciencia hermética, sino que también supo adecuar sus conocimientos al mundo en que le tocó vivir.Arnau, efectivamente, prefigura a los hombres del Renacimiento en su polifacetismo, en el interés que tuvo por todas las ramas del saber. Frecuentemente se le ha comparado a Paracelso, pero también pueden encontrarse sin dificultad similitudes con Giordano Bruno, Marsilio Ficino, Pico della Mirandola y otros muchos. Al mismo tiempo, Arnau es heredero de la gloriosa tradición esotérica anterior, personificada en figuras como San Alberto Magno, Roger Bacon, Joaquí­n de Fiore, Avicena o Galeno a quienes leyó y tradujo. Arnau es profundamente universal y, en tanto que tal, es decir, al no sentirse ligado a ninguna tierra, encarna los valores de lo que, con Evola, hemos dado en llamar "Luz del Norte".

 

Tampoco se detuvo a la hora de propugnar las reformas que, a su juicio, deberían hacerse en muchas instituciones que consideraba profundamente deterioradas, empezando por la Iglesia. Arnau de Vilanovafue un excelente médico de cuerpos, y un incansable fundador de hospitales y de centros de asistencia para los pobres y enfermos. Pero además de toda esa loable labor, también quiso ser un auténtico curador de espíritus. Ésta fue una de las metas de su vida, y por ella padeció injusta persecución.

Reportaje1.jpg

El concepto que tení­a Arnau de la ciencia médica entroncaba directamente con el saber hermético de su tiempo. Percibí­a en todas las cosas un "spiritus" que se manifestaba de distintas maneras, algo así­ como la fuerza vital que nos mantiene en pie y activos. Ese "spiritus" equivale, en su concepción, a una forma de energí­a capaz de ser transmitida de un ser a otro, mediante un proceso de sanación o bien susceptible de ser mermada por distintos factores que generarán enfermedad.

 

La posibilidad que el "médico" tiene de influir sobre el "spiritus" deriva de la estructura misma del cosmos. El hombre no puede influir sobre lo que es superior a él -Dios, los ángeles, etc.- pero sí­ sobre aquellas fuerzas "elementales" que se sitúan debajo suyo en la escala jerárquica. Captar y reconducir la fuerza de estos principios "elementales" de la naturaleza es la tarea del médico.

 

 

Rupescissa.jpg

 

Johannes de Ruspecissa

La figura de Johannes de Ruspecissa, ( en catalunya como Joan de Peratallada) menos conocido en el panorama general de la alquimia, está ligada a la de Arnau de Vilanova y  a la e Ramon Llull, pues juntos forman la triada de los grandes alquimistas catalanes medievales. Se trata de un personaje bastante enigmático del que se tienen pocos datos conocidos. De entrada no podemos asegurar que fuera catalán, ya que algunos han postulado que era francés, aunque sabemos que estuvo en en tierras catalanas. Estudió filosofia en Toulose para ingresas posteriormente en el monasterio de Orleans, donde continúo sus estudios varios años. A partir de ese momento comienza a aparecer su obra escrita a la par que sucden sus encarcelamientos a los que fue sometido durante gran parte de su vida, debido a la naturaleza de sus escritos donde  denunciaba la corrupción de la iglesia católica de su tiempo. Pertenecía a los llamados fraticelli una secta surgida en la orden los Franciscanos durante la baja Edad Media, separada por tener diferentes concepciones sobre la verdadera pobreza.

 

Hacia la mitad del sigo XIV, Rupescissa se dedicó a la alquimia, especialmente en el área de la quintaesencia. El franciscano definía la quintaesencia como el espíritu del vino, el cuál se obtenía al destilar varias veces éste brebaje.

 

La receta de la quintaesencia según Rupescissa consta de elegir un vino que no sea ni claro ni denso, pacífico a la vista y de buen sabor. En resumen, un buen vino. Hay que destilarlo muchas veces a goteo, hasta obtener el "aguardiente" (Aqua ardens). Desde entonces, el método de obtención del alcohol, es decir, la destilación, se empezó a utilizar con más frecuencia. Se dice que Juan de Peratallada fue uno de los precursores de lalatroquímica .

Luego de llegar a Aviñón en 1349, Juan de Rupescissa se dedicó a la creación de libros proféticos, como Visiones seu revelationes, Liber Ostensor y Oraculum Cyrilli, entre otros.

Permaneció preso hasta su muerte en Aviñón en 1366.

Johannes escribió “Consideraciones sobre la Quintaesencia” (Consideratione quintae essentiae), un tratado de suma importancia que más adelante sería la base para la medicina química. En él, Peratallada sostenía que el cuerpo humano no podía mantenerse vivo al coexistir con sustancias corruptibles, y necesitaba de una sustancia pura, superior a los cuatro elementos, que fuese incorruptible y perfecto. Llegó a la conclusión que el eter o quintaesencia que propuso Aristóteles no era más que el alcohol destilado del vino. Fue tal su relevancia, que los farmacéuticos del tiempo decidieron utilizar el alcohol, pomoviendo una nueva forma de farmacopea, y posteriormente a la farmacia. Incluso se pensó en nombrarla como una especie química.

 

Otra obra reconocida es “El libro de la Luz” (Liber Lucis) donde describe el horno alquímico de la época. Además, en el libro agregó una profecía, la cual combinó la alquimia con el joaquinismo, al decir que la Piedra Filosofal es necesaria para alcanzar la liberación del espíritu.

Brunschwig-De-arte-distillandi-1.jpg

En la mayoría de los casos la relación mujer-alquimia está más cerca de un concepto extático que de la pura realidad operativa. Al parecer ha gustado mucho el arquetipo de la Sorror Mística, esa Lorenzana Feliciani compañera del Conde Cagliostro, que nos limita a ser inspiradoras y apoyo espiritual del hombre alquimista. Así, cuando el comentarista ocasional abre el "Mutus Liber" y ve trabajando a una señora, no puede dejar de citar esa endemoniada expresión, "Sorror Mística", a pesar de que se la ve siempre remangada, totalmente metida en faena y tratando de igual a igual a su acompañante. Se nos ha marcado con un caracter de musa que, en mi opinión, sólo es acertado en casos muy concretos. Suele hablarse mucho de la buena Perenelle, mujer de Nicolás Flamel, haciendo de ella el paradigma de la compañera espiritual. Nada más lejos de la realidad. Hoy sabemos que la boda del célebre escribano de París fue atada por la conveniencia. Los documentos notariales demuestran que Flamel luchó hasta el final por el testamento de su mujer (ella venía de dos matrimonios anteriores que la habían colocado en una situación acomodada). Ya en el lecho de muerte y apenas cuatro días antes de morir redactó, debido en gran parte a la influéncia de su confesor particular, el codicilo final que hizo favorecido único a su marido. Para comprender la feliz vida de la pareja basta decir que Perenelle le desheredó durante largo tiempo en beneficio de sus familiares más próximos, una hermana y varios sobrinos. Desde luego la relación entre ambos no tiene nada que ver con el himeneo idílico que sostiene la Tradición Hermética.

 

La conclusión a la que quiero llegar con todo lo antedicho es que el concepto "Sorror Mística" surge en una ciencia que es indudablemente de hombres, que tiene una conciencia evidentemente machista, y donde el vículo mujer-alquimia se ha querido sustituír por el de mujer-hombre alquimista. Es evidente que el papel habitualmente pasivo al que hemos sido relegadas las mujeres dentro del desarrollo científico europeo hasta bien entrado el siglo XX ha tenido fiel reflejo en el llamado Arte Hermético, que ha preferido la imagen de las flores piadosas a la de las grandes sabias y maestras prácticas.

Los detalles que tenemos a cerca de damas diestras en el laboratorio son absolutamente extraordinarios y se refieren a anécdotas graciosas o a pequeñas reseñas históricas sin más validez que la meramente documental. He aquí algunas muestras:

María la judía

 

Aunque no está cronológicamente dentro del Medievo, nos hemos permitido incluir a Maria la Judía en este artículo, pues me parece notorio destacar la presencia de esta mujer alquimista en la historia.
No es la única mujer practicante del "Arte Sagrado" en tiempos lejanos. Conocemos a Theosebia, a Paphnutia y a una supuesta Cleopatra (muy dudosa) que, al parecer, se animaron a trabajar los metales y minerales con igual soltura que sus compañeros. Sin embargo es a María a quien todos parecen mostrar como grandísima maestra. Es reconocida como la "Eva" particular de la historia de la alquimia, la primera mujer alquimista. Para que se hagan ustedes una idea de su tremenda antiguedad basta decir que el vetustísimo químico Zósimo de Panápolis (siglo IV) la cita siempre en pasado, venerándola entre los que él llama "sabios antiguos", un exclusivo grupo en el que figuran Demócrito, Moisés, Ostanes, Hermes, Isis, Chymes, Agathodaemon, Pibechios, Iamblichus...... nombre míticos y pseudo-epigráficos que buscaban dar una mayor relevancia al contenido de los textos que encabezaban. El eminente historiador de la alquimia F. Sherwood Taylor comenta que(1): "Uno de ellos, María al Judía, parece corresponder, en efecto, a una persona de carne y hueso y una gran descubridora de la ciencia práctica". Esta idea de María como persona física real es la que actualmente está más extendida entre los estudiosos del tema.

 

Tiene gran fama de diestra operativa que le viene del própio Zósimo, quien al parecer tuvo en sus manos cierta obra suya en la que se hacía una pormenorizada descripción del instrumental en los laboratorios de la época. El propio Panapolita extractó ciertas partes ese texto, siendo la más conocida aquella que se refiere a cierto aparato destilatorio denominado Dibikos o Tribikos (según tuviese dos o tres caños para la destilación). 

      Sabemos que María escribió sobre alquimia. Los historiares mencionan unos Discursos de la sapientísima María sobre la piedra filosofal, cuyo manuscrito se conserva en la Biblioteca Nacional francesa; se habla también de una Magia Práctica y de una María Práctica. De estos últimos no hemos logrado determinar si son el mismo texto o dos textos diferentes. Pudiera ser también obra suya una Práctica del arte químico, en uno de cuyos pasajes María la Profetisa (aquí confundida con la hermana de Moisés) apunta la importancia del llamado “vaso alquímico”: “Todos los filósofos enseñan estas cosas con excepción del vaso de Hermes, porque es divino, secreto y procede de la Sabiduría del Maestro del mundo; y quienes lo ignoran no conocen el régimen de la verdad debido a la ignorancia del vaso de Hermes”. Y decimos que el texto bien pudiera ser de María ya que la doctrina hermética versa también sobre alquimia, y porque, si es cierto que era una seguidora del culto de Isis, no hay que olvidar que todo el hermetismo deriva de la antigua mitología egipcia en torno al dios Thot. Por último, se han recuperado también algunos fragmentos de sus obras en colecciones de alquimia antigua.

 

En estos textos está seguramente la base teórica de la alquimia, aunque es poco lo que podemos decir sobre tales teorías; lo que sí es posible es suponer que en ellas podemos encontrar el principio básico de los alquimistas: “Uno es Todo y Todo es Uno”, con el que se adopta la noción del macrocosmos-microcosmos. Por ende, tendemos a ver en María a una estudiosa de la naturaleza física y humana que intentaba encontrar la forma de integrar las fuerzas del espíritu con las de la materia, y para lograrlo estaba versada seguramente en la ciencia y la filosofía platónica y aristotélica. Siendo así, podemos suponer que científica y filósofa fue nuestra alquimista, y que seguramente su sabiduría, que yace aún sepultada en el olvido, nos introduciría en su propia manera de ver y hablar de este mundo en el cual vivió, al que también arrancó algunos de sus secretos. 

para saber más:

Repost 0
Publicado por leyendas medievales
Comenta este artículo
30 marzo 2014 7 30 /03 /marzo /2014 14:57

Cuenta la leyenda que hace mucho tiempo, un alquimista alemán sin mucho éxito en los negocios llamado Henning Brandt, empeñado como buen alquimista en buscar la piedra filosofal que transformara el plomo en oro, pensó que podía conseguirlo a partir de la orina humana - sería por el color o por las dos primeras letras ¡!-.
Reunió 50 cubos del “líquido elemento” y los tuvo varios meses en el sótano de su casa. Mediante diversos procesos misteriosos (tamizar, calentar, diluir,…) convirtió esa orina en una pasta tóxica y luego en una sustancia cérea y translúcida.
Nada de eso produjo oro, claro está, pero un día sucedió un hecho extraño que, a la postre, resultaría crucial. Desanimado y rendido por los continuos fracasos, apagó la luz que iluminaba el sótano y ya se disponía a subir a la casa cuando una luminiscencia verdosa iluminó la estancia. ¡Una nueva sustancia brillaba en la oscuridad!


Sin perder tiempo, la sacó del recipiente y al exponerla al aire, rompió a arder espontáneamente, al tiempo que Grandt gritaba de contento su particular eureka ante su brillante descubrimiento que pronto recibió el nombre de fósforo – “portador de luz”, en griego –. Desde entonces, las sustancias que brillan en la oscuridad sin arder, se les llama fosforescentes.
 

Las posibilidades comerciales de la nueva sustancia no pasaron desapercibidas a los negociantes codiciosos, pero las dificultades inherentes a la manufactura del fósforo por el método de Brandt lo hacían más caro que el oro y esto, aunque se intentó rentabilizar utilizando la orina de los soldados, resultaba demasiado para su explotación comercial.

Esta es, sin duda, una de las más conocidas leyendas de la alquimia prequímica y al mismo tiempo uno de los descubrimientos más notorios de esta práctica paracientífica. ¿Qué verosimilitud le concedes? Espero vuestros "fosforescentes" comentarios, para establecer entre todos la verosimilidud de esta historia.

 

 

EL CONDE ALQUIMISTA: SAINT-GERMAIN

CONDEDESAINTGERMAIN.jpg

El conde de Saint-Germain afirmaba conocer todos los secretos de la alquimia, incluyendo la naturaleza del elixir de la vida. Instaló numerosos laboratorios en diferentes paises de Europa.

 

El misterio que rodea al conde de Saint-Germain se vuelve aún más profundo a causa de la incertidumbre que, incluso hasta hoy, ha rodeado sus orígenes. Una versión afirma que nació en 1710 en San Germano, y que era hijo de un recaudador de impuestos. Eliphas Levi, famoso ocultista del siglo XIX, afirmaba que Saint-Germain había nacido en Lentmeritz (Bohemia) a fines del siglo XVII, y que era hijo bastardo de un noble rosacruciano. La fecha es verosímil, y estos antecedentes explicarían la fuerte inclinación del conde por el misticismo, así como sus formidables talentos... aunque no fueran propiamente «poderes» en el sentido paranormal de la palabra.Se desconocía el origen de su fortuna, su nacionalidad y si tenía esposa e hijos. Era un hombre muy educado, elegante y noble. Hablaba a la perfección frances, ingles, italiano, chino, arabe y sanscrito. También tenía vastos conocimientos sobre política, artes, ciencias, poesía, medicina, química, música y pintura. No permanecía mucho tiempo en un lugar y viajaba constantemente por toda Europa, cuando se cansaba iba al tibet, africa o turquia. Se cuenta, además, que era ambidextro.

También conocía bien todas las ramas de la química; los muchos laboratorios que instaló con dinero prestado en toda Europa estaban, aparentemente, dedicados a la producción de pigmentos y tintes mejores y más brillantes, pero también al estudio del ennoblecimiento de los metales, es decir: a la alquimia.

 

Saint-Germain poseía también reputación de curandero: además de curar al mariscal de Belle-Isle, revivió a una joven amiga de Madame de Pompadour, cuando un envenenamiento causado por setas casi la había matado.

El conde tenía fama de no comer nunca acompañado; se sentaba y bebía agua mineral mientras a su alrededor todos se atracaban, según la moda de la época. Esto sólo puede haber acrecentado su aire misterioso. Giacomo Casanova, por cierto, quedó impresionado:

 
«En vez de comer, habló desde el principio hasta el final de la comida y yo seguí su ejemplo, sólo en un sentido, ya que no comí sino que le escuché con la mayor atención. Puede decirse sin temor a equivocarse, que como conversador no tenía igual».

 

El verdadero misterio que sigue rodeando la leyenda de Saint-Germain es la forma en que obtuvo sus conocimientos especializados. Y, de nuevo, la respuesta es simple: la experiencia. Los seguidores del conde en el siglo XIX insistían en que ya los poseía la primera vez que apareció en la corte francesa, hacia 1740, pero es más probable que los haya adquirido durante su larga vida; después de todo, vivió al menos hasta después de los setenta.Así mismo todo esfuerzo  para investigar la fuente de sus recursos, resultó infructuoso. No utilizaba ni bancos ni banqueros. Sin embargo, se movía en una esfera de crédito ilimitado, que jamás fue puesto en dudas por otros, ni abusado por él mismo.

 

Las primeras menciones históricas sobre Saint Germain se remontan al 1740, cuando se convirtió en un asistente habitual de los eventos más selectos de Viena. El Conde, que entonces tendría unos 30 o 40 años, vestía de modo austero pero llevaba siempre encima una cuantiosa cantidad de diamantes, que utilizaba en vez de dinero.Por la magnificencia de sus joyas, se le juzgaba inmensamente rico, se rumoraba el crédito ilimitado de que gozaba en todos los bancos del mundo, y se cuchicheaba el lujo fastuoso en que vivía. Se aseguraba que ostentaba dos valets de pie y cuatro lacayos uniformados en color tabaco con galones de oro. Se comentaba su gran colección de casacas que cambiaba a menudo, y hacían eco sus botones, yuntas, relojes, sortijas, cadenas; se citaba un ópalo monstruoso y un extraordinario zafiro blanco del tamaño de un huevo, lo mismo que la variedad de sus diamantes, el tamaño, color y perfección de cada uno. Sin embargo, cosa extraña, nadie podía jamás jactarse de haber sido recibido en la casa del Conde. Frecuentaba las  fiestas pero jamás lo vio nadie comer ni beber.

 

El Conde Saint Germain presentaba la invariable compostura, la conducta, el refinamiento y la cultura que caracteriza a los nobles de rango y educación. Todo esto unido a una fascinante conversación, una versatilidad para cambiar de tono y tema, que lo hacían siempre refrescante, inesperado e inagotable. Daba la impresión de haber viajado por el mundo entero y, sobre todo, de haber asistido personalmente a todo cuanto ha existido en nuestro planeta.

 Mercedes-Herrera.jpg

Estando en Austria, parece que Saint Germain fue capaz de sanar contra todo pronóstico al mariscal francés belle isle, que había sido herido de gravedad en Alemania. En agradecimiento, el militar se lo llevó a Paris, donde puso a su disposición un laboratorio muy bien equipado. Fue precisamente en esta ciudad donde empezó a forjarse la leyenda de Saint Germain. Según otras versiones, el Conde Saint Germain aparece en Francia en 1758 procedente de Holanda, Inglaterra y Alemania, países que había estado visitando en misiones políticas.


De este modo, en Chroniques De L'oeil-de-boeuf: Des Petits Appartements De La Cour Et Des Salons De Paris Sous Louis XIV, La Régence,Louis XV, Et Louis XVI, se encuentra escrita una anécdota en la que el Conde afirma ante una anciana condesa haberla conocido cuando era una joven, lo que daba a a entender que el conde tenía más de cien años, cuando sólo aparentaba unos 40. "Yo soy muy viejo", señaló el Conde sonriendo. El "inmortal" Conde de Saint Germain se convirtió de esta forma en toda una leyenda urbana de la época, y empezaron a correr todo tipo de rumores sobre él, entre ellos, que había estado presente incluso en las fiestas de las bodas de Caná. Para muchos su aspecto era de permanente y radiante juventud.


El mundo veía en él un joven y noble señor de modales exquisitos, de gran dignidad, de impecable cortesía. Su porte era militar, delgado y de mediana estatura. Su cuerpo era asombrosamente bien formado. Sus manos delicadas, sus pies pequeños, sus movimientos elegantes, su cabello era oscuro y fino, sus ojos pardos. Una de sus biógrafas, la condesa d´Adhemar, no se cansaba de ponderar “¡Qué ojos! ¡Jamás los he visto iguales!
Todo en él lo revelaba perteneciente a una muy antigua y noble familia. Vestía sobriamente, de corte impecable y de las mejores telas. Siempre llevaba medias de finísima seda.
 

 

A finales de 1745 pudo haber sido arrestado en Londres, acusado de apoyar la causa de los Estuardo. Eso parece desprenderse de una carta oficial en la que se relata el arresto de "un hombre extraño que se hace llamar Conde de Saint Germain; no dice a nadie quién es ni de dónde viene. Admite que éste no es su verdadero nombre. Canta y toca el violín magníficamente; está loco". Tras ser sorprendentemente liberado, volvió a Versalles donde se convirtió en uno de los personajes más próximos a Luis XV y a Madamme Pompaour, con la que se le llegó a relacionar íntimamente. En 1760 el Rey deFrancia le envió a La Haya como representante personal para negociar un prestamo con Austria para ayudar a financiar la guerra contra Inglaterra. Allí, sin embargo, no sólo se enfrentó con su antiguo amigo Casanova, sino que fue acusado por el Duque de Choiseul, ministro de Asuntos Exteriores del Rey Luis, de conspiración contra Francia, lo que precipitó su huida.
Según parece, en Holanda, bajo el nombre de Conde de Surmount, amasó una gran fortuna vendiendo ungüentos, pócimas y preparados para combatir cualquier mal, incluso la muerte. Pero aunque las acusaciones de timador y conspirador le perseguirían allá donde fuera -se rumoreó incluso que precipitó las cosas para que el ejército ruso colocara en el trono a Catalina la grande-, su natural disposición para la diplomacia le granjeó numerosos aliados en toda Europa.

      En 1777, el conde Alvensleben, embajador de Prusia en la corte de Dresde, y hombre que conocía bien a Saint-Germain, escribió:


«Es un hombre muy dotado, con una mente muy despierta pero totalmente carente de juicio, y se ha ganado su singular reputación por medio de las adulaciones más viles de que es capaz un hombre y por medio de su notable elocuencia, especialmente si uno se deja arrebatar por el entusiasmo con que se expresa. Una vanidad poco común es el resorte que domina todos sus mecanismos».

 

Muchas de las historias acerca de Saint-Germain que dieron lugar a estas actitudes escépticas no provienen del conde sino, como revelaron las investigaciones de Gustav Berthold Volz en los años 20, de la boca de un impostor llamado Gauve. Gauve estaba al servicio del peor enemigo de Saint-Germain, el duque de Choiseul, quien, a causa de los celos que le inspiraba el conde, no se detenía ante nada con tal de desacreditarlo. Su estratagema consistía en que Gauve, que se parecía muchísimo al conde, solía presentarse en sociedad exagerando las debilidades conocidas del conde.Aunque jamás hizo alarde de sus poderes ocultos, el Conde actuaba expontáneamente como un Mago Blanco, un Cabalista, un Hermetista, un Alquimista, un Iluminista, un Templario, un Gnóstico, un Francmason y un Rosacruz.

 

Era clarividente, claroaudiente, viajaba astralmente, etéricamente, cósmicamente. A veces no se le veía en tres días. Entraba en un trance profundo sin despertar. Esto podía ocurrirle en casa ajena o en la suya propia. El historiador vienés, Franz Graeffer relata que un día, en medio de una conversación con el Conde, de pronto lo vio ponerse serio, rígido como una estatua, sus ojos usualmente tan expresivos, se hicieron incoloros y sin vida. Al rato se reanimó, su puso de pie y haciendo un gesto de despedida con la mano exclamó en alemán “Ich cheide” (me voy), “me verán una vez más, mañana. Se me necesita en Constantinopla, luego en Inglaterra. Por ahora tengo que ir a preparar dos inventos que verán en el próximo siglo. Un barco y un tren”.

Tenía el hábito desconcertante de entrar en la cámara del Rey sin recurrir a las puertas. Simplemente aparecía y desaparecía sin disimular su facultad.Por algo dijo Voltaire en una carta a Federico El Grande: “El Conde Saint Germain es el hombre que nunca muere y que todo lo sabe”.

 

Según documentos encontrados, el Conde de Saint Germain murió en 1784 en el castillo de Eckenforde, propiedad de su último mecenas, el príncipe Carlos de Hesse-Cassel, quien erigió un monumento en su honor con la leyenda: “Aquel que se hacía llamar Conde de Saint Germain, y del que no hay otras informaciones, ha sido enterrado en esta iglesia”. A pesar de esto se dijo que en 1789 fue visto en Francia. Algunos dicen el Conde fue un “iluminado”, que adquirió la vida eterna, o la extensión de de la vida mediante el conocimiento y la sabirduría. Para otros, Saint Germain es uno de los padres de la alquimia, la ciencia, ciencia que busca entre otras cosas, el elixir de la vida y la habilidad de convertir cualquier metal en oro.Se cuenta que en una ocasión el Conde tomó una moneda de 12 centavos, la expuso a una llama y cuando se enfrió se la dio a Casanova, éste constató que era de oro puro y expresó su duda al Conde diciendo que él la había cambiado. El Conde contestó: "El que duda de mis conocimientos no merece hablar conmigo" y le mostró la puerta.
Se dice que Saint Germain pronunció un día estas palabras:

“Desapareceré de Europa para ir a la región del Himalaya. Allí descansaré. Tengo que descansar. Dentro de ochenta y cinco años se me volverá a ver”.

 

Repost 0
Publicado por leyendas medievales
Comenta este artículo
30 marzo 2014 7 30 /03 /marzo /2014 14:02

      La Alquimia conocida como la "ciencia de las ciencias" aseguraba tranformar la materia a su antojo como por ejemplo la transmutación de cualquier  metal en oro.¿Leyendas, mistícismo o realidad? Sin duda es difícil llegar a una conclusión sobre un tema muy vinculado con el ocultismo. Lo que sí sabemos es que esta promesa de riquezas ilímitadas fue muy bien recibida por los nobles y altos  cargos de la Edad Media que financiaban a los alquimistas para conseguir la 'piedra filosofal', la cual transformaba metales innobles como cobre y plomo en metales preciosos como la plata y el oro. Si lo consiguieron o noc cada cual puede guardar su opinión, ya que no hay ninguna prueba evidente( o quizá no les interesaba mostraralas)pero sí muchos manuscritos, libros, ilustraciones, cuadros y jeroglíficos que aseguraban esconder el tesoro mejor guardado.

Numerosos Eruditos  estudiaron esta disciplina, tales como Bacon o Flamel.El primer alquimista auténtico en la Europa medieval fue Roger Bacon. Su obra supuso tanto para la alquimia como la de Robert Boyle para la química y la de Galileo Galilei para la astronomía y la física. Bacon (1214–1294) era un franciscano de Oxford que estudió la óptica y los lenguajes además de la alquimia.

 

Los ideales franciscanos de conquistar el mundo en lugar de rechazarlo le llevaron a su convicción de que la experimentación era más importante que el razonamiento: «De las tres formas en las que los hombres piensan que adquieren conocimiento de las cosas: autoridad, razonamiento y experiencia, sólo la última es efectiva y capaz de llevar de paz al intelecto.» (Bacon) «La ciencia experimental controla las conclusiones de todas las otras ciencias.

 

 

Revela verdades que el razonamiento de los principios generales nunca habrían descubierto.» (Hollister) A Roger Bacon también se le ha atribuido el inicio de la búsqueda de la piedra filosofal y del elixir de la vida: «Esa medicina que eliminará todas las impurezas y corrupciones de los metales menores también, en opinión de los sabios, quitará tanto de la corruptibilidad del cuerpo que la vida humana podrá ser prolongada durante muchos siglos.» La idea de la inmortalidad fue reemplazada por la noción de la longevidad: después de todo, el tiempo que el hombre pasa en la Tierra era simplemente para esperar y prepararse para la inmortalidad en el mundo de Dios. La inmortalidad en la Tierra no encajaba con la teología cristiana (Edwards). Los alquimistas se convirtieron en una especie de druidas de lo esotérico, cuyos galimatias y símboloso ocultos destacaban en todas sus conversaciones y obras, confundiendo a cualquier persona que no fuera ducha en estos temas. Una frase de uno de los primeros alquimistas, recojida en sus obras nos da una idea del secretismo en todo lo relaconado con la alquimia:" Cuando hablábamos abiertamente, no deciamos nada en realidad, pero cuando escribiamos en lenguaje cifrado o dibujabamos imagenes ocultabamos la verdad".

 

 Según los textos alquimistas, el adepto jura por su vida y por su honor no divulgar jamás lo que le es revelado. Por lo tanto, toda descripción seria de la actividad, realizada por una persona realmente empapada del conocimiento preciso será obscura, cargada de símbolos e inaccesible al profano y una explicación suministrada por alguien que no conoce la verdad será falsa o incompleta. Un secreto no equivale a ignorancia, es impropio hablar de los secretos del universo, queriendo decir con ello lo que se ignora.

 

La alquimia o la actividad alquímica de una persona, para decirlo mejor, comienza con una peregrinación. El aspirante debe encontrar las claves y a quien quiera dárselas, a quien lo considere digno de recibir tales honores y altas responsabilidades. La alquimia no se aprende en lugares señalados con carteles o donde se cobre una cuota de admisión. Allí solamente uno se puede informar de todo un simbolismo que no comprenderá de la manera adecuada, pero que puede ser la base de una investigación profunda que lleve a la verdad, si la hay. Por supuesto, ante lo que no es posible conocer cabalmente sin realizar un esfuerzo extraordinario que implica un cambio de vida, siempre existirá la actitud cómoda del escéptico, del racionalista por omisión.  

Los antiguos Alquimistas de la Edad Media afirmaban que para transmutar un elemento mineral en otro elemento más elevado, como la transmutación del plomo en oro, era necesario que previamente el alquimista estuviera transmutado en su interior. En la medida en que uno va cambiando sus procesos de pensamiento y sus actividades, produce un cambio positivo en su interior y observa que la vida también se mejora.La Transmutación Real del Plomo en Oro era una señal de que el individuo había alcanzado la maestría en el plano espiritual (mental) y podía en el plano material transmutar cualquier cosa: como el plomo en oro, el carbón en diamante, el agua en vino, la pobreza en riqueza, la fealdad en belleza, el miedo en valor, el fracaso en éxito.
Transmutar es transformar algo en un estado superior de eso mismo. Ese término fue usado hace siglos por los alquimistas que intentaron a nivel físico transmutar los metales de baja ley en oro y a nivel espiritual lograr la autotransformación y finalmente la vida eterna.
¿Qué era en realidad la piedra filosofal?Por lo que sabemos, La Piedra Filosofal vendría a ser el símbolo y la imagen de la perfección humana, o lo que es lo mismo, la finalidad de la Gran Obra. En pocas palabras la piedra filosofal es uno mismo es su mejor expresión.

 

 Resulta curioso consignar que antes y durante el siglo XVII, algunos célebres hombres de ciencia fueron alquimistas. Un caso de gran relieve es el de Isaac Newton. Considerado como fundador de la Ciencia Moderna, Newton, el autor de la Ley de la Gravitación Universal, dedicó muchos años de su vida a la alquimia: No creía que el oro fuera un elemento y especulaba con la posibilidad de elaborarlo a partir de otras substancias. Otra curiosidad relativa a la vida de Sir Isaac Newton: en 1696, renunció a su cátedra en la Universidad de Cambridge al ser nombrado Inspector de la Casa de Moneda, función que consistía en perseguir y hacer encarcelar a los falsificadores de moneda. Desempeñó esta tarea con gran eficacia y energía enviando a la cárcel a más de una veintena de falsificadores. Tres años más tarde, fue nombrado Director de esa institución, cargo que desempeñó durante 28 años, hasta su muerte.

      El alquimista.David Teniers el joven pintor flamenco 1610-1

 

 

Cuenta la leyenda que de todos los alquimistas que invirtieron sus vidas en la búsqueda de la Piedra Filosofal sólo uno tuvo éxito. Corría el siglo XIV y los alquimistas comenzaban, lenta pero gradualmente, a diversificar su atención del mundo material hacia la medicina, no era para menos ya que las pestes carcomían sin la menor piedad a las poblaciones de toda Europa. Sin embargo, entre los oscuros pasillos de las librerías de París, habitaba un singular y llamativo personaje de personalidad excéntrica y de inmensa sabiduría llamado Nicolas Flamel. Del cual se dice, con un poco de inocencia y otro poco de romanticismo, que ha sido el único en alcanzar dos de las metas soñadas por todo alquimista: Obtener la piedra filosofal; y descubrir el secreto de la inmortalidad.


Si bien realmente existió un alquimista llamado Nicolas Flamel, incluso su casa, que hoy en día es un restaurante parisino, y parte de su laboratorio son conservados, es lógicamente improbable que la historia sea cierta -quien me lea regularmente sabe que tengo una mirada extremadamente escéptica del mundo, pero también saben que me fascina el folklore, la mitología y las leyendas- así que tomaremos todo lo que sigue a continuación no como un hecho factible sino como una bella y colorida leyenda:

Cuenta la leyenda que una fría noche mientras Nicolas buscaba información sobre piedras un extraño hombre, el cual se presenta a si mismo como Abraham el Judío, se le acerca y tras una breve charla le regala un curioso libro. El libro estaba cargado de escrituras Cabalistas y Mitología Griega, algo que llamó inmediatamente la atención de Flamel. Inmediatamente tras recibirlo se pondría la meta de descifrar sus secretos, tarea que consumiría toda su vida. Como era tal el caudal de información y misterios que la obra contenía, Nicolas, se encuentra en la necesidad de consultar a varios sabios, por lo que comienza a recorrer el mundo. Viajando a España, en tierras Andaluzas, se entrevista con varias autoridades religiosas y lentamente va creando manuscritos explicando el libro. Un día, gracias a la fortuna, logra encontrar al “Maestro Canches”, un hombre de inmensa sabiduría, y quien sería su llave para develar el misterio. Tras muchas charlas deciden viajar hacia París, con el desgraciado resultado de la muerte de Canches por una enfermedad durante el viaje. Tal acontecimiento no frenaría el deseo de Nicolas y éste, muy empeñado, lograría tras varios años descifrar los misterios del tomo y conseguir la deseada Piedra.

 

 ramon-llull-ic2b7luminat

Una vez con la piedra en su poder Flamel se volvió extremadamente rico y comenzó,  a aburrirse del dinero y regalarlo. Decenas de hospitales, librerías y escuelas fueron construidas bajo su padrinazgo -y curiosamente algunos edificios aun conservan escrituras con su nombre- . De todas maneras el tiempo iría predando su salud y la vejez prontamente llegaría a hacerle una última llamada. A su muerte su entierro fue llevado a cabo de la manera exacta que Nicolas había exigido, incluso fue utilizada una extraña lápida cargada de simbologías y runas -que hoy se encuentra expuesta en el Museo de Cluny-. Pasado un tiempo de su muerte ya todo el mundo se había olvidado del extraño personaje, pero, como no queriendo irse, Flamel sorprendería al mundo incluso una vez más. Unos meses después de su entierro, por cuestiones legales, debe abrirse su tumba ante la rigurosa mirada de abogados y hombres de ley. Lo que éstos hombres, ni el pueblo entero, podían haber imaginado es que al abrir la tumba esta se encontraba vacía sin ningún resto humano y sin ninguna señal de forzamiento o rotura. Quedando así el destino del viejo alquimista en el más oscuro y absoluto de los misterios.

 hist425.4.jpg

Orígen de la Alquimia en Europa:

 

La alquimia propiamente europea también nace como resultado de los contactos con el conocimiento científico árabe. Alberto Magno (1200 – 1280), santificado por la Iglesia Católica y titulado patrón de todos los que estudian ciencias naturales, reconocido como uno de los naturalistas más importantes del siglo XIII es también considerado el primer alquimista europeo. Alberto, estudiante en Padua y profesor de la Universidad de París, recorre toda Europa en sus misiones sacerdotales y así traba  conocimiento de la producción científica árabe y de los clásicos griegos.  A sus trabajos se debe el descubrimiento del arsénico en forma casi pura y algunos le atribuyen, de forma compartida, los estudios sobre la mezcla explosiva de nitrato de potasio, carbón vegetal y azufre (pólvora). Se afirma que es uno de los que inicia en Europa la carrera por la transmutación de los metales nobles en oro.

 

En el terreno filosófico se reconoce a Alberto Magno como uno de los artífices de la doctrina de "la doble verdad". La solución al debate entre la razón y la fe debió pasar por el filtro ideológico que admitiera al hombre la posibilidad y capacidad de estudiar el escenario natural creado por Dios, abriendo un espacio a la "filosofía de la naturaleza". De cualquier manera, no cesaría la censura del poder eclesiástico que obstaculizó el desarrollo y en ocasiones condujo a sanciones de prisión y horrendos crímenes. Alberto se identifica con la decantación en el estudio inicial de la Zoología de los elementos de superstición y prejuicios religiosos que empañaban su conocimiento.

Un segundo exponente del desarrollo inicial de la alquimia europea es el monje franciscano Roger Bacon(1212 - 1294). Bacon estudia en el ya importante centro docente de Oxford (la primera Universidad de habla inglesa) y luego en la Universidad de París donde llega a ser profesor.  Se relaciona a Bacon con la reformulación del elíxir de la vida, originalmente propuesto por la farmacopea árabe, pero esta vez asociado a la disolución resultante del oro por la acción del agua regia, y ocupa un lugar en la historia de la medicina cuando se le identifica como el primero en sugerir que la medicina debe basarse en remedios que salieran del laboratorio alquímico. 

 

Roger Bacon no solo representa uno de los primeros alquimistas europeos sino también uno de los primeros científicos que defiende el método experimental como base auténtica del conocimiento. Las ideas revolucionarias contenidas en su obra le hacen correr una suerte bien distinta a la de su contemporáneo Alberto Magno. En 1278, el que fuera más tarde Papa Nicolás IV (1227 – 1292) prohibió la lectura de sus libros y ordenó su encarcelamiento que se extendió durante 10 años. Su obra mayorOpus Malus se editó y publicó sólo en el siglo XVIII.

 


 

 

A Bacon se le atribuyó también resultados con mezclas explosivas del tipo de la pólvora. Pero la negra aplicación de la pólvora en la guerra para impulsar un proyectil es obra de otro monje, apenas iniciado el siglo XIV, Berthold Schwarz (¿ -1384). Schwarz construyó los primeros cañones del mundo occidental que usaron la pólvora como carga para la impulsión del proyectil. El proyectil no era otra cosa que una especie de flecha que salía disparada desde un receptáculo en forma de vaso, dentro del cual se colocaba la pólvora.  El disparo se provocaba aplicando un hierro caliente al oído del cañón. El monje alemán ideó el procedimiento que con ligeras mejoras se empleo durante los siguientes cinco siglos.  La dotación de la artillería otorgó una gran superioridad a los ejércitos europeos, que resultó decisiva para que pudieran colonizar e imponer su poder en otras latitudes.

 

Una de las predicciones de Bacon en el campo de la Óptica, el empleo de lentes de aumento para la fabricación de gafas, se materializa hacia la segunda mitad del siglo XIII. Fueron artesanos italianos los primeros en fabricar espejuelos al lograr, trabajando lentes convexas, un correcto ajuste en la visión de los ojos.  La invención se la disputan Salvino D´Armate de Pisa y Alessandro Spina de Florencia. Las lentes cóncavas para el ajuste de ver de cerca (miopía) no fueron inventadas hasta el siglo XV.

 

Otra notable sugerencia de Bacon relacionada con poner la alquimia al servicio de la preparación de medicinas representaba fortalecer la función de las boticas galénicas del Medioevo. En los laboratorios de estas farmacias se intentaban la obtención de polifármacos al mezclar las partes activas de diferentes vegetales en búsqueda de una potenciación y ampliación de su efecto terapéutico. Se aplicaban ya entonces diferentes técnicas como la decocción, la infusión, la maceración, o la extracción acuosa.

 

A Ramón Llull (1232-1316), figura pionera en la formación de la literatura catalana, y al franciscano francésJohannes Rupescissa (¿ - 1362) le asignan  la producción del Libro de la Quintaesencia que tiene el mérito de aportar una nueva visión en la preparación de los medicamentos.  A partir de ahora la anquilosada farmacia galénica del medioevo que obtenía los principios activos mediante extracción acuosa, se enriquece con el empleo del alcohol para extraer los principios aromáticos de las plantas. Los textos sobre quintaesencias atribuidos a Rupescissa y Llull son importantes en la historia de la alquimia porque suponen un punto de transición en el camino que convirtió la alquimia en farmacia. En Rupescissa advertimos la figura cuya actuación rebasa las inquietudes de la alquimia para convertirse en un acusador violento de los abusos de las autoridades eclesiásticas por lo que resulta condenado a prisión por el papa Clemente VI  (1345).

    

300px-Mosque of Cordoba Spain

 El al- Andaluz, dominio musulmán en la península ibérica, y en particular el califato de Córdoba, actuó como foco de irradiación del conocimiento científico hacia la Europa del florecimiento del feudalismo en los siglos XII y XIII. En particular el pensamiento europeo descubre a través de las traducciones árabes las grandes obras del mundo greco-latino y el repertorio de realizaciones en diversos campos del conocimiento científico del mundo islamita.

 

 

El más importante de los alquimistas europeos que firmaba sus documentos como Geber (el famoso alquimista árabe que viviera dos siglos antes) fue el primero en describir, hacia el año 1300, la forma de preparar dos ácidos fuertes minerales: el ácido sulfúrico y el ácido nítrico.  Poco tiempo después de Geberel estudio de la alquimia, por segunda vez en la historia, sería prohibido. En esta ocasión corresponde al Papa Juan XXII (Papa de 1316 al 1334) declararlo anatema. Sobrevendrían largos años de silencio o acaso de clandestinidad de la Alquimia que impidiera llegar hasta nosotros cualquier conocimiento producido.

 

Un gran vacío en la producción de los conocimientos científicos se advierte en el período de la gran epidemia de la peste (1340) que motivó la muerte de una cuarta parte de la población europea, y de la Guerra de los Cien Años (1337 - 1453) conjunto de episodios bélicos que asoló a Europa.

 

alquimistas21 xxi1

 

 

      para saber más:

  La Edad Media, fe,ciencia y magia

 

 

 

 

Repost 0
Publicado por leyendas medievales
Comenta este artículo

Presentación

  • : Leyendas Medievales
  • Leyendas Medievales
  • : Blog sobre leyendas y mitos,está dedicado a esas leyendas medievales, las cuales a través de su relectura nos permiten entender la mentalidad de esa época; sus alegrías, sus sueños, sus miserias etc. Pretende tratar temas históricos desde una vertiente cercana, y amena. La Edad Media y sus mitos regresan hasta nuestros días.
  • Contacto

Buscar