Overblog Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog
27 julio 2013 6 27 /07 /julio /2013 15:35

untitled-2-.jpg

La simbología cuenta con un lugar muy importante en el imaginario medieval y en de hoy en día también.Uno de los símbolos más importantes del catálogo universal de nuestros arquetipos colectivos es el puente.

 

El puente es símbolo de unión y de poder. Es muy significativo que el euro adoptara como símbolo común en sus monedas el puente como instrumento de unión, comercio y progreso. Y poder. Esta simbología es muy antigua. El título que recibían los emperadores romanos –y que heredan los Papas- es el de Pontífice Máximo donde “Pontifice” significa literalmente, “constructor de puentes”. Es el dominio de la arquitectura y las técnicas asociadas el que da el poder terrenal.

 

En paralelo, los puentes eran la extensión de las puertas de la ciudad, aquellos caminos que salvaban pasos imposibles como ríos o barrancos y permitían llegar al otro lado. Ese significado de “más allá” del puente, le hace conectar con la idea de la muerte. Igual que el paso de la vida a la muerte se realiza a través del agua (río o laguna) mediante una barca, el puente simboliza el camino hacia el más allá. Y puesto que las puertas sirven para salir, también sirven para entrar, por lo que había que disponer de guardianes que impidieran el paso a posibles visitantes no deseados.

 untitleduntitled(3)

Para custodiar a los vivos, sirven guardianes humanos, pero para evitar el paso de espíritus del más allá es necesario colocar guardianes del mundo espiritual. Desde épocas inmemoriales, custodios de piedra vigilaban el tránsito de los puentes. La tradición de guardianes alados es muy antigua, los babilonios utilizaban leones, toros o genios alados, los egipcios esfinges, los israelitas ángeles. La tradición de grandes leones de bronce custodiando puertas (como los de las Cortes de Madrid) proviene de antiguo y se ha utilizado siempre como defensor de la entrada de una ciudad o recinto. La república de Venecia, a través del símbolo del evangelista San Marcos, utilizaba un león alado como protector de “la Serenísima”. Los chinos utilizan también los mismos símbolos en cualquier “puerta” susceptible de recibir visitantes indeseados. Podeis comprobar en muchos restaurantes chinos como los televisores –sin duda vía de entrada de los espíritus más denostados- están custodiados por un par de leones protectores.

 puente--medieval-leyenda.jpg

Existen multitud de leyendas asociadas a puentes por todo el mundo, entre  las que más abundan en los registros, son las asociadas a puentes malditos o relacionados con fuerzas misteriosas.Son varias las leyendas asociadas con este tipo de puentes. Una de ellas presenta a un constructor de puentes y al Diablo como su adversario. Esto refleja el hecho de que, generalmente, esos puentes se construyeron haciendo frente a muchas dificultades, de forma que construirlo con éxito requería un esfuerzo heroíco por parte de los constructores. Este sería el caso del famoso Teufelsbrücke erigido en el Paso de San Gotardo. Algunos de esos puentes, fueron los puentes con mayores arcos en esos momentos del mundo, como el Puente del Diablo, en Martorell, el Puente del Diablo, en Céret o el Ponte del Diavolo (o Ponte della Maddalena), en Borgo a Mozzano, Toscana. (Véase Anexo:Puentes en arco más largos del mundo)

 

Otras versiones hablan de una anciana o de un simple pastor que habrían hecho un pacto con el diablo. Así, el Diablo habría accedido a construir el puente y a cambio, pediría el alma del primero o, en otros casos, de quienes quisieran cruzarlo. Después de la construcción del puente (a menudo durante la noche) el Diablo era engañado por su adversario, por ejemplo, tirando un pan para atraer a un perro como primer transeunte, lo que devolvía la paz a la comunidad. En el caso del Steinerne Brücke de Regensburg, la leyenda habla de que el diablo habría ayudaba en una carrera entre los constructores del puente y los de la catedral (de hecho, una construcción mucho más tardía), y un ligero golpe en la mitad del puente se dice que ocasionó que el diablo saltase con furia sin conseguir su premio.

Mito el Puente del Diablo

 

LEYENDAS SOBRE EL PUENTE DEL DIABLO DE TARRAGONA

Hace varios años, se encontraba un campesino en una zona bastante solitaria, dedicado a cultivar maíz. Una vez, tomó la decisión de sembrar su maíz del otro lado del río que quedaba en su terreno, muy cerca de su casa. Para llegar allá, tenía que cruzar por el, pues no había otra forma de llegar. El problema era que el río era bastante profundo.

 Un día, ya muy casando de cruzar el profundo río con mucha dificultad dijo inocentemente: "Con tal de que hiciera un puente en este río, le vendería mi alma al diablo."

Inmediatamente apareció un hombre con saco y corbata, que le dijo: "Con gusto haré el puente que tanto necesitas. Si lo termino antes de que cante el primer gallo, tu alma será mía, sino me iré sin llevarme tu alma."
Cerraron el trato y el diablo comenzó a construir el puente. El hombre permanecía muy nervioso de que se fuera a llevar su alma, pues construían el puente bastante rápido. Cada día se le veía mas preocupado, y su esposa empezó a notarlo. Sin embargo, el no lo decía nada para no preocuparla, pero llegó hasta un punto tal de desesperación, que se decidió por contarle.

 

La esposa entonces le dijo: "No te preocupes por nada, solo acuestate y deja todo en mis manos. ¡El diablo no se llevará tu alma!".

Se puso entonces la mujer a vigilar a los constructores del puente, y cuando se dio cuenta que estaba cerca de terminarlo, comenzó a pisotear con las piernas y cantar como un gallo. Esto causo que las gallinas se despertaran y comenzaran a cacarear. El diablo desapareció y el puente quedó sin terminar. Su alma se salvó.
Muchas personas ha intentando terminar el puente, pero cada vez que ponían un ladrillo o construían algo se caía. Según se dice, solo el diablopuede terminarla, pero a cambio del alma de alguna persona.

 

LA LEYENDA DEL JUGADOR 

En Tarragona había un jugador empedernido que, debido a su mala estrella, perdía en el juego todo lo que ganaba en el trabajo. Un día, habiéndose quedado sin un clavo, como ya era su costumbre, al salir de la taberna, desesperado, invocó el Diablo y, gritando, le dijo:
-Si consigues recuperar todo lo que he perdido y, además, que en adelante, cuando juegue, gane siempre, dentro de un año puedes venir a buscar mi alma.
 

El Diablo aceptó la proposición con mucho gusto. Pero Dios, creador y Señor de las almas y los cuerpos, se interpuso entre ambos y le dijo al jugador.
¿Quién eres tú para disponer de mis cosas? Tu alma me pertenece. Y yo soy el Padre y será del Diablo si a mí me gusta. Le pongo una condición: que en una sola noche, exactamente dentro de un año, y antes de amanecer, se comprometa a hacer un puente de piedra tan grande como yo le indique. Si no es así, no tendrá el premio que le has ofrecido.
 

El Diablo, rabioso porque el Altísimo le desbarataba siempre los buenos negocios, se comprometió a construir el puente en el lugar indicado por Dios, entre el mas Pastor y el mas dels Arcs, a orillas del camino que conduce a la villa de Valls . Justo al cabo de un año, tal como se había pactado, se puso manos a la obra. Como un loco, cortaba las piedras que encontraba por los alrededores y, para ahorrar tiempo, las unía sin argamasa.
-Sólo que se mantenga de pie hasta el amanecer … -Se decía.
 

Casi ya había culminado la obra, sólo le faltaba colocar la última piedra a la derecha del monumento-hoy todavía se nota esta deficiencia, – cuando el gallo del mas dels Arcs se puso a cantar saludando al sol que salía del vientre de nuestro mar. El pobre Diablo, sucio y extenuado por el trabajo ímprobo realizado en pocas horas, al escuchar el gallo y ver el sol, lanzó la piedra al suelo a la vez que de su boca negra salía una blasfemia fenomenal. Y huyó raudo para que Dios no le persiga.

 

EL PUENTE DEL DIABLO DE MARTORELL

 

Cuentan los que saben de esto que hace muchos siglos existía una posada a una de las orillas del Llobregat, posada que carecía de pozo y cisterna, por lo que sus habitantes debían de desplazarse de una manera continua a la otra orilla del río, donde si podían encontrar una cristalina agua procedente de una fuente. Cierto día una doncella, que era la que se encargaba de la faena del transporte del agua de una orilla a otra, exclamó malhumorada que más le valdría entregarse al diablo que tener que cruzar el río a pie -saltando a través de unas rocas- para acercarse hasta la fuente. Como suele ocurrir en estos casos, no había acabado de decir la frase cuando se le apareció un caballero asegurándola: "Construiré el puente para tí en una sola noche para que no tengas que padecer cruzando constantemente el río si me entregas tu alma como has dicho".

 

La mujer aceptó la propuesta del extraño y el caballero -que como habrá adivinado el avispado lector, no era otro más que el demonio tentador en persona- se puso a trabajar inmediatamente en el proyecto. Ella contemplaba el avance de los trabajos desde la ventana de la posada, paso a paso, piedra a piedra, el maligno desarrollaba la obra de forma increible. Pero, conforme la obra avanzaba, la mujer comenzó a sentir pánico al recordar el carácter de su pacto. Cuando solo faltaba una piedra para que la obra pudiera darse por concluida fue a buscar a la ama de la casa para explicarla lo que estaba pasando.

 

La patrona, mujer decidida y de recursos, no lo dudó ni un momento, cogió un cubo de agua y volcó su contenido por encima del gallo de la casa. Éste, sorprendido en su sueño por tan inesperado 'regalo', se puso a cantar, con lo que despertó a los gallos de las granjas vecinas, los cuales comenzaron también a cantar.

 

Tal estrépito llegó a los oidos del diablo en el momento que estaba dispuesto a fijar la última piedra del puente, por lo que supuso que no había sido capaz de cumplir su parte del pacto, la de construir el puente en una sola noche. Furioso dejó caer en el suelo el último pedrusco antes de marcharse definitivamente al infierno.

 

EL PUENTE DEL DIABLO DE FOIX


   En el sur de Francia, muy próximo a Foix y junto a las poblaciones de Montolieu y Ginabat, se encuentra el conocido como "Pont du Diable".  Cuenta la leyenda que en tiempos antiguos los pobres habitantes de Ginabat y Montolieu vivían aislados, ya que el río era casi imposible de atravesar a causa de los remolinos que se formaban (y todavía se forman). Un día, un hombre del lugar tuvo la idea de invocar al Diablo para que les construyera un puente. El Diablo se ofrecio a construirlo en una sola noche pero, como de costumbre, con una condición: quedarse con el alma del primero que cruzase el puente. La gente aceptó y el Diablo se pasó toda la noche, junto a muchas más criaturas infernales construyendo un puente que, de haber sido hecho por humanos, hubiera llevado 3 años en construir. 

   puenteDiablo.jpg

 

A la mañana siguiente, la gente contempla el puente infernal sin que nadie se atreva a cruzarlo. De repente, un nativo se presenta con una bolsa: de ella sale un gato al que asusta y hace cruzar el puente. Satán entra en cólera y de los gestos de rabia que hace termina cayendo al río, justo en el centro de un remolino. 


    El cura de Ginabat le lanza agua bendita y Satanás termina siendo tragado por el remolino. Hoy día son muchos los turistas que cruzan este puente, sin saber el peligro que corren, ya que tarde o temprano Satanás puede escapar del remolino y volver para reclamar el pago de su obra. 

 

Compartir este post

Repost 0
Publicado por leyendas medievales
Comenta este artículo

Comentarios

Presentación

  • : Leyendas Medievales
  • Leyendas Medievales
  • : Blog sobre leyendas y mitos,está dedicado a esas leyendas medievales, las cuales a través de su relectura nos permiten entender la mentalidad de esa época; sus alegrías, sus sueños, sus miserias etc. Pretende tratar temas históricos desde una vertiente cercana, y amena. La Edad Media y sus mitos regresan hasta nuestros días.
  • Contacto

Buscar