Overblog Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog
19 julio 2013 5 19 /07 /julio /2013 21:18

434px-Goya le sabbat des sorcières

La historia de San Teofilo de Adana o Teofilo el penitente (?-538dc) es significativa, ya que es la más antigua historia  legendaria de un pacto con el diablo. Teófilo fue el archidiácono de Adana, Cilicia, que forma parte de la actual Turquía moderna. Fue elegido por unanimidad para ser obispo, pero tomó la posición inferior por humildad. Otro hombre fue elegido en su lugar. 

 

Se cuenta que era un   archidiácono (ministro)  de Adana, Cilicia, con muchas ganas de ascender en la carrera eclesiastica, era un hombre bueno, estricto en la observancia religiosa, caritativo con los pobres, cercano a los enfermos y afligidos, elocuente en el púlpito, orante y penitente. 


A la muerte del obispo, fue llamado a sucederlo por aclamación del pueblo, sin embargo debido a su humildad lo rechazo, así que siguio en su cargo mientras otro llegaba a ese puesto. Lamentablemente comenzo a extenderse un rumor por toda la ciudad, de que habia rechazado el puesto para seguir manteniendo los tesoros de la Iglesia a su antojo. El nuevo obispo, sin investigarlo, lo hecho de su cargo.

 

Teófilo trato de demostrar su inocencia, pero le fue imposible, cegado por la rabia, el enojo o la frustracion... Visito a un viejo mago, que lo llevo a una encrucijada e invocó al diablo, con el que hizo un pacto, en el que, se comprometia a reintegrar su trabajo y buena fama, pero a un precio... debia abandonar a Dios y la Virgen, firmando el contrato con su propia sangre.

 

Parece que no, no fue el primero, y sin duda el último, en hacer tal cosa. Pero como decimos si es de las primeras leyendas que relacionan al hombre pactando con el Diablo. Estas historias, eran sobretodo educativas, con un mensaje profundamente adoctrinador en una época que carecia de los medios de comunicación de masas que tenemos hoy día. Para adoctrinar a las masas del medievo, la Iglesia hacía buen uso de historias como esta, en las cual se infundia el miedo a la herejia, al salirse de la regla marcada por Roma, y todo ello a través de historias sobre santos, retablos, y estatuas.

Unas imagenes que habían de mostrar conmoción y educar a los fieles en la doctrina cristiana, pues la mayoria de los fieles adolecian de saber leer y escribir. La imagen y la pabra oral eran claves en esa sociedad. Heho esta parentesis retomemos la historia de San teofilo...


A pesar del horrible pecado que había cometido, la Virgen se le apareció y le prometió que intercedería por él ante Dios. Se puso de pie antes de que el Diablo que le amenazaba con una espada, tomara el contrato de sus manos,  liberando al secretario. Esta aparición se hizo famosa y fue inmortalizada en una escultura de piedra en un portal transepto de la catedral de Notre Dame.

El tema principal de la historia es muy bonito, la misma idea que encontramos en otras leyendas medievales : La misericordia ilimitada de Nuestra Señora. Ella escucha a la menor demanda y responde a la manifestación más pequeña de la piedad filial, haciendo cosas extraordinarias.

el-diablo.jpg

En el siglo IX, la historia aparece en un texto cristiano llamado Miraculum Sancte Marie de Theophilo penitente; este texto ya introduce la figura de un judío como mediador en el pacto con diabolus, su patrón. Se apunta así el libelo de sangre contra los judíos.

 

En el siglo X, la monja poetisa Hroswitha de Gandersheim adaptó este texto para un poema narrativo que elabora sobre la bondad intrínseca del cristiano Teófilo e internaliza las fuerzas del Bien y del Mal.

Así, atribuyendo al judío el carácter de mago y nigromante. Según su modelo, la Virgen devuelve a Teófilo el contrato maléfico para que se lo enseñe a su congregación, muriendo poco después.Gautier de Coincy (1177/8 – 1236) escribió un largo poema al respecto titulado Comment Theophilus vint a pénitence. Este texto sirvió de base para una obra teatral de RutebeufLe Miracle de Théophile (siglo XIII) donde Teófilo desempeña un papel central, con la Virgen y el Obispo en el lado del Bien y el judío y el diablo, en el lado del Mal.


Incidentes como este se repitieron ante la mirada de admiración de toda la cristiandad durante siglos con el fin de establecer firmemente en nuestras mentes que, incluso en la situación peor y más miserable, siempre vamos a encontrar ayuda y una solución si rezamos a la Virgen. 

San Bernardo afirma con fuerza esta verdad en el Memorare:

"Acuérdate, oh piadosísima Virgen María, que jamás se ha oído decir que ninguno que haya acudido a tu protección, implorado tu ayuda, o procuraban tu intercesión, haya sido desamparado."

La historia de Teófilo es una ilustración de la Memorare. Es la prueba de que la Virgen escucha hasta el hombre más miserable en una situación de desesperación próximo.

En este episodio, también vemos otro aspecto de la personalidad sacral de la Virgen, que es su santo odio.  Ella odia el Diablo, el pecado y el mal. Es la santa intransigencia.

El escultor que reproduce la historia de los Teófilo tenía un gran talento, porque las escenas son realmente expresivas. 


H007_THEO0HILUS_002.jpg
Nuestra Señora de la lucha contra el diablo

 

El diablo está bien representada como una criatura espantosa. Su mano sólo tiene tres dedos rechonchos cortos con afiladas garras maléficas. Los dedos parecen que fueron amputados y tres garras salieron del muñón. No parece tener una muñeca. La muñeca tiene una transición suave entre el brazo y la mano, dando a la movilidad mano. En esta escultura, el diablo no tiene la muñeca, su primer movimiento de la articulación parece ser el codo. La imagen no se me permite decir con seguridad, pero de las otras esculturas podemos ver que sus piernas terminan en garras. Es monstruoso.

Su torso es grotesco con nervaduras salientes que se ejecutan a lo largo de su espalda que forman gruesos pliegues. La piel de su cuerpo se parece a la piel de un rinoceronte. Su boca es enorme, abierta en una expresión de tanto sarcasmo y la desesperación. La mirada, la posición de la cabeza y la postura del cuerpo, medio arrodillado, comparten el mismo espíritu: una mezcla de cobardía, la adulación y la burla. Nada es digno de alabanza en su actitud, todo es horrible. Las orejas son desproporcionadas con respecto a la cara, los ojos pequeños con el surco profundo que comienza en la esquina externa. Se diría que las lágrimas sucias de flujo de la desesperación eterna de los ojos del diablo en ese surco. Él tiene un moño ridículo también.

Vemos que la mano de Nuestra Señora sostiene el documento del pacto, que ordenó el diablo a entregar a ella. Esa monstruosa criatura corpulento tenía que obedecerla porque es totalmente subordinada a su imperio. A pesar de que es una delicada virgen, ha completar dominio sobre él.

La actitud de la Virgen hacia el Diablo se puede ver principalmente en el movimiento de la parte superior del pecho. Por ejemplo, los dos dedos cerrados sobre su mano izquierda le dan una impresión de su disgusto por él, la forma en que se cierra la mano a la vuelta de la espada muestra su decisión de castigarlo. Su fisonomía es grave - una cosa rara en las estatuas de la Virgen. Ella sostiene la espada por encima de la del diablo con la clara intención de matarlo fuera él mortal. Es la espada de la intransigencia, la espada de la maternal protección contra el monstruo que llevó a su hijo descarriado. Se avanza hacia el diablo y obliga a su retiro, él es impotente ante ella.

Mientras el rostro de la Virgen es severo hacia el diablo, Teófilo es sereno. Él tiene miedo, pero que confía. Está vestido como un monje en un hábito rasgado que puede haber venido del desgaste de tiempo en la piedra, o de las garras del diablo tratando de retenerlo. Es la Virgen que alivió los temores de Teófilo. Ella es la que trae la paz del alma. Tonsurado como un monje, Teófilo se encuentra en una posición de oración, y Nuestra Señora es entre él y el diablo, defendiéndolo.

En su cabeza Nuestra Señora tiene una corona para indicar que ella es la Reina, el más alto dignatario de los Cielos. Ella también tiene un halo de santidad para expresar que es la Santísima Madre de Dios.

Esta escultura tiene una vida y dinamismo extraordinario. Es muy diferente de las esculturas clásicas en las que vemos notablemente personas de buen aspecto con aires pretenciosos de los participantes en un concurso de belleza. La escultura medieval está vivo, real, la presentación de los más nobles sentimientos humanos - el amor maternal, el deseo del Cielo, el miedo al infierno - y lo peor, la venta de las almas de uno al diablo por ventajas. Incluso el diablo se presenta en una forma similar a un ser humano para hacer que la escena sea más accesible para el espectador humano. Es un buen ejemplo de la vida vibrante y vigorosa de la Edad Media.

La escultura nos ofrece un elemento para la meditación y la oración.

Es una escultura perfecta.

H007_notredame_north.jpg

La historia de Teófilo está esculpido en el portal del transepto norte
en la catedral de Notre Dame, la estatua de Nuestra Señora.


Para saber más:

BIBLIOGRAFÍA:

Heinrich kraermer, Jacobus

Sprenger: Malleus Malificarum.

El Martillo de las Brujas (ed.

Miguel Jiménez Monteserrín),

Madrid, 2004.

Cardini, franco: Magia, Brujería

y Supersitición en el Occidente

Medieval, Barcelona,

1982.

Cohn, norman: Los Enemigos

Familiares de Europa, Madrid,

1997 (1ª edición, 1980).

Duby, georges: Los Tres Órdenes

o lo Imaginario del Feudalismo,

Barcelona, 1980.

Mason, Philipe: Sources of

Faust Tradition, Nueva York,

1936.

Schmitt, jean- claude: Historia

de la Superstición, Barcelona,

1992.

 

 

Compartir este post

Repost 0
Publicado por leyendas medievales
Comenta este artículo

Comentarios

Kalai 10/23/2016 12:55

Aquelarre*

Kalai 10/23/2016 12:55

Es que tu ves eso según entras en el blog, y piensas, joba esta persona no sabe que el Aquejare hace referencia a un rito satánico donde hay una brujas y el anticristo en su forma de cabra que van a sacrificar a unas almas inocentes ( los niños).

Presentación

  • : Leyendas Medievales
  • Leyendas Medievales
  • : Blog sobre leyendas y mitos,está dedicado a esas leyendas medievales, las cuales a través de su relectura nos permiten entender la mentalidad de esa época; sus alegrías, sus sueños, sus miserias etc. Pretende tratar temas históricos desde una vertiente cercana, y amena. La Edad Media y sus mitos regresan hasta nuestros días.
  • Contacto

Buscar